Crisis española cobra víctima política

Jose Luis Rodriguez Zapatero
Image caption En 2010 el déficit español podría ser 8,7%.

La crisis económica de España ya cobró su primera víctima política. El ministro de Economía, Pedro Solbes, saldrá del gabinete ejecutivo tras una reestructuración anunciada por el presidente de Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Lo que durante semanas era un secreto a voces fue oficializado por Zapatero cuando se cumple un año de su segundo mandato y tras las previsiones del Banco de España sobre un aumento del desempleo al casi 20% y una contracción del PIB del 3%.

Si bien en febrero pasado el ex ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, tuvo que renunciar tras un escándalo mediático, ésta es la primera vez que la recesión causa una remodelación de gobierno.

Solbes, ex comisario europeo de Economía y vicepresidente económico durante el gobierno del socialista Felipe González (de 1982 a 1996), no es el único que dejará su puesto. Los ministerios de Fomento, Educación, Cultura y Sanidad también tendrán caras nuevas al mando.

Zapatero justificó estos cambios por la situación económica que atraviesa el país. Es una respuesta "a la demanda de un nuevo ritmo y una mejor fortaleza".

Experiencia vs gestión

La nueva ministra de Economía será Elena Salgado. Es posible que esta socialista no tenga un currículo tan pesado como Solbes, pero poco a poco, desde los gobiernos de González, ha ido escalando posiciones hasta ocupar con Zapatero las carteras de Sanidad -primero- y Administraciones Públicas -después.

Según medios de comunicación locales, el cambio de gobierno se debe a que cuando la crisis todavía no ha tocado fondo, el presidente español quiere darle un cariz al Ejecutivo más políticamente comprometido.

La idea es que la opinión pública vea (o sienta) los proyectos que se están poniendo en marcha para superar la crisis. Y, de acuerdo con analistas, Salgado se ha destacado por su "buena gestión".

El mandatario español coincidió con los expertos, puesto que explicó que su nominación se debe a la "extraordinaria capacidad de gestión" de Salgado. Zapatero considera que la nueva titular de Economía es la adecuada para implementar medidas económicas "eficaces con la máxima celeridad".

"Lo más duro parece que está por llegar y Zapatero necesita afrontar esta etapa con un gobierno que no esté desgastado", le explica a BBC Mundo el experto en política económica Sergio Plaza. Plaza considera que si bien Solbes entró al gobierno con muchísimo prestigio y fama de ser "un buen gestor en asuntos económicos. Su error estuvo en que tardó en reconocer que había una crisis".

La receta del gasto público

Mientras que el plan del presidente estadounidense, Barack Obama, consiste en aumentar el gasto público, la posición del hasta ahora titular de Economía español era reducirlo.

"La receta que viene de (la crisis) del 29 es incrementar el gasto público para promover el consumo y la inversión", explica Plaza. "Y Solbes era más conservador que el promedio de sus compañeros".

Con Salgado al frente, responsable de uno de los planes "estrella" del gobierno, como es el Fondo Estatal de inversión Local y que ha generado unos 50.000 empleos, Zapatero garantizaría la fuerte expansión fiscal que se avecina. En 2008 el déficit español llegó al 3,8%, pero el Banco de España estima que para el cierre de 2009 y 2010 la cifra llegue a un 8,3% y 8,7% respectivamente.

Estas predicciones han puesto en alerta a la Unión Europea, que si bien entiende la coyuntura económica mundial actual, ya le ha recomendado a España que centre sus esfuerzos en reducir el déficit público para el 2012, año en que espera que la cifra se ubique por debajo del 3%.

Contenido relacionado