Se vació la “lista negra”

Ángel Gurria
Image caption Uno de los acuerdos del G-20 fue la necesidad de regular la actividad de los paraísos fiscales.

La "lista negra" de paraísos fiscales realizada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) quedó vacía de contenido este martes, cinco días después de haber sido divulgada a pedido del G-20.

La OCDE informó que Costa Rica, Filipinas y Malasia, los tres países que permanecían en su "lista negra" de paraísos fiscales, se comprometieron a adoptar las reglas internacionales básicas que les permiten salir de esa nómina.

Como anticipó BBC Mundo el viernes, Uruguay, el otro país que integraba la "lista negra" de la OCDE divulgada el jueves, se había asegurado su salida menos de 24 horas después de que fuera ubicado públicamente en ella.

Ahora los cuatro países han pasado a la denominada "lista gris" de la OCDE, que enumera las naciones y territorios que se han comprometido a adoptar estándares internacionales en materia fiscal, pero aún no lo hicieron.

Tres listas

La OCDE, con sede en París, publicó su la lista de sitios que incumplen las normas fiscales mínimas a pedido de la cumbre del G-20 reunida en Londres, para aumentar la presión contra la evasión impositiva.

En esa cumbre, los líderes de las 20 mayores economías mundiales anunciaron el "fin de la era del secreto bancario" y se declararon "listos a desplegar sanciones para proteger (sus) finanzas públicas y sistemas financieros".

La OCDE señaló entonces tres listas: la "negra" con los países y jurisdicciones indiferentes a las reglas internacionales, la "gris" con los que han prometido aceptarlas y la "blanca" con los que ya las han adoptado.

Mientras la lista de países menos transparentes estaba integrada por cuatro países, en la intermedia figuraban 38 naciones y territorios, entre ellos Chile, Guatemala, Panamá, Belice, Austria, Mónaco, Liechtenstein, Luxemburgo y Suiza.

En la lista blanca había 40 menciones, incluidos Argentina, México, Estados Unidos y China, aunque en este último caso la OCDE aclaró que exceptuaba las regiones administrativas especiales de Macao y Hong Kong, que no fueron mencionadas aunque entran en la zona "gris".

"Feliz"

Al anunciar este martes el vaciado de la "lista negra", el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, dijo que los movimientos registrados en los últimos días son "una de las primeras prestaciones de la reunión del G-20".

Gurría explicó en conferencia de prensa que Costa Rica, Filipinas, Malasia y Uruguay "se comprometieron completamente a intercambiar información" sobre sus sistemas financieros, y se declaró "feliz" por eso.

El ex ministro mexicano de Hacienda agregó que ahora la OCDE se centrará en examinar "los progresos realizados" por las 84 jurisdicciones de sus listas.

"La cuestión de las sanciones ya no es relevante", comentó.

Polémica

La publicación de las listas de la OCDE y los cambios anunciados posteriormente han desatado polémica.

Uruguay y otros países protestaron inmediatamente por su inclusión y rechazaron el calificativo de "paraísos fiscales".

La organización internacional OXFAM cuestionó los "criterios" de la OCDE para confeccionar sus listas, en particular que las jurisdicciones deban firmar más de 12 convenciones de intercambio de información para entrar en la "lista blanca".

Según esa organización, hubo jurisdicciones como Jersey que se apresuraron a firmar tratados bilaterales en los días previos al G-20 para aparecer como comprometidas con los estándares internacionales.

"La cuestión no es saber si hay una lista negra o no, (sino) cuál va a ser el seguimiento de los compromisos", dijo Maylis Labusquiere, del programa de financiamiento para el desarrollo de OXFAM Francia, en diálogo con BBC Mundo.

Labusquiere negó que la OCDE sea la "única institución legitima para definir qué es un paraíso fiscal".

"Si hay una real intención de los líderes del G-20 de luchar contra los paraísos fiscales, se necesita un enfoque coordinado de diferentes instituciones internacionales", aseguró.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.