¿Existe una receta contra la crisis?

Todos tienen la solución. Hoy en día es usual abrir el diario o prender el televisor y ver a funcionarios o economistas dar su opinión sobre cómo salir de la actual crisis financiera mundial.

Image caption La búsqueda de soluciones a la crisis económica es un tópico popular en Argentina.

Pero ¿existe realmente una fórmula para salir de la crisis?

En Argentina, el tema de la búsqueda de soluciones económicas es un tópico popular. El hecho de que el país haya pasado hace pocos años por una grave crisis, le hace suponer a algunos que esa experiencia puede haber dejado enseñanzas aplicables a la actual situación.

Recientemente, el diario más popular del país, Clarín, tituló la portada de su sección de Economía: "Recetas que la Argentina puede ofrecer para resolver la crisis".

BBC Mundo consultó a un grupo de economistas argentinos para preguntarles si realmente existen estas recetas.

Aldo Abram, director del Centro de Investigaciones de Instituciones y Mercados de Argentina, opinó que no sólo no existe tal solución, sino que son quienes ahora escriben las "recetas" los que crearon la crisis actual.

"Si ves la mayoría de las cosas que se intentan hacer, lo único que hacen es profundizar en el mismo sentido que lo que nos llevó al problema", indicó Abram.

Gripe

Para Abram, la crisis mundial es como una gripe, y lo único que se puede hacer es "esperar que el ciclo de la enfermedad pase".

Y lo que pueden hacer los gobiernos, según el experto, es lo mismo que haría un médico: "Cuidarte en el camino para no empeorar las cosas, y capaz darte algo como paliativo para aliviar los síntomas".

Pero los economistas Alan Cibils y José Luis Espert tienen otro punto de vista.

Para Cibils el problema no es la existencia de recetas, sino quiénes las escriben. En ese sentido, coincide con Abram en que "la teoría dominante es la ortodoxa, que es la que llevó a esto".

Para él, quienes afirman que no hay soluciones suscriben a esta teoría y no han estado leyendo las críticas heterodoxas.

"Los economistas ortodoxos no tienen recetas, están perdidos", le aseguró a BBC Mundo. "Dicen que no hay recetas porque se les acabaron las ideas".

"Recetas existen", enfatizó por su parte Espert, para quien lo que se ha hecho hasta el momento para solucionar la crisis "va en el sentido correcto".

El economista Dios

Abram -que justamente esta semana brindó una conferencia llamada "Diagnósticos y recetas para la crisis internacional"- cree que la necesidad de los economistas de ofrecer soluciones tiene que ver cierta arrogancia que viene con el título universitario.

"La mayoría de mis colegas piensan que cuando se recibieron de licenciados en Economía, también se recibieron de licenciados en Dios", se mofó.

"La mayoría de los economistas creen en recetas mágicas", aseguró, y culpó a los políticos por "entrar en este juego".

Para Cibils, en cambio, si bien la economía "no es una ciencia exacta" y por tanto no hay "recetas exactas", sí hay aprendizajes que sirven.

"La economía es una ciencia social. Pero hay comportamientos observados y empíricamente verificados entre variables macroeconómicas, y entonces hay recetas", le explicó a BBC Mundo.

En lo que sí coinciden los tres economistas es en afirmar que lo único que se puede aprender de la crisis argentina es lo que no hay que hacer.

"La crisis actual no tiene nada que ver con la crisis argentina", resaltó Espert, para quien los paralelismos que algunos trazan entre ambos sucesos se explican porque "los argentinos somos un poco acomplejados y siempre nos gusta aparentar más de lo que somos".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.