España: desempleo y regiones

Tienda vacía en Almería, España
Image caption El gobierno español destinará más de US$14.000 millones para la reactivación del trabajo.

A partir de mayo, más de un millón de desempleados en España dejará de cobrar subsidio por desempleo, según datos oficiales. En un país donde el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que la tasa de personas sin trabajo supere la barrera del 17% en 2009, las probabilidades de volver a cotizar en la Seguridad Social se minimizan.

Si bien el gobierno español, en su plan de Economía y Empleo, conocido como el "Plan E", destinará más de US$14.000 millones para la reactivación del trabajo, también ha incluido en la tarea a las comunidades autónomas que integran el país.

El ministro español de Trabajo, Celestino Corbacho, incluyó a las autonomías en el debate sobre la extensión del cobro de prestaciones de desempleados. El titular de trabajo considera que ellas también tienen responsabilidad y competencias en el área.

Para saber qué iniciativas están tomando los gobiernos regionales para combatir el desempleo y ayudar a las personas que se han quedado sin subsidios, BBC Mundo contactó con autoridades locales del país.

Formación y prácticas

En Cataluña, donde la cifra de desempleados ronda el medio millón, la Generalitat ha concentrado sus esfuerzos en la formación de personas para que puedan tener acceso a puestos mejor cualificados o en áreas que la gobernación considera generará más empleos en el futuro.

"Se trata de trabajos en medio ambiente, energías renovables, asistencia sanitaria y de alta tecnología", le explicó a BBC Mundo Joan Josep Berbel, director del servicio de ocupación de Cataluña.

También, ha decidido actuar, con ayuda de municipios y ayuntamientos, en las zonas donde haya más "desequilibrio económico" para generar empleos temporales en unos 90 barrios.

Estos contratos serán de tres a seis meses. Si bien son trabajos de corta duración, lo que se busca "es que las personas no pierdan su experiencia laboral", aclara Berbel, quien está consiente de que un puesto por tres meses no es más que unas prácticas y no permite al desempleado cobrar prestaciones por desempleo una vez que finalice.

Para sacar adelante estas y otras iniciativas, el gobierno catalán ha tenido que triplicar el presupuesto. Son las administraciones locales las principales empleadoras, lo que podría poner en situación de desventaja a aquellos desempleados que no sean originarios de Cataluña y que, por tanto, no dominen el catalán, segunda lengua oficial.

Si bien Berbel le aseguró a BBC Mundo que para acceder a estos contratos de tres y seis meses no se necesita dominar el catalán y que mantienen una política de igualdad de condiciones para locales y foráneos, matizó que los "responsables" de la contratación son las administraciones locales, no la Generalitat.

Un plan de choque

En Castilla La Mancha han puesto en marcha lo que la administración regional bautizó como "Plan de Choque" para ayudar a ese 30% de desempleados que ya agotó el subsidio de la Seguridad Social.

La consejera de Trabajo de ésta comunidad, María Luz Rodríguez Fernández, le dijo a BBC Mundo que el objetivo es generar empleos temporales para que las personas puedan generar nuevas cotizaciones.

Image caption Los gobiernos regionales también deben luchar contra el desempleo, señala el gobierno central.

Con contratos de un mínimo de duración de seis meses, y con "la colaboración de diputaciones y ayuntamientos" se generarán oportunidades de empleo para mejorar las calles, en jardinería, en el cuidado de las personas mayores, etc.

"Lo que hemos hecho es crear una subvención para pagarle al ayuntamiento para que a su vez le pague a los trabajadores", agregó Rodríguez. Es una propuesta que beneficiaría a unos 11.000 personas y que cuenta con un presupuesto de unos US$42 millones.

Si las previsiones del Banco de España y el FMI indican que a España todavía no ha tocado fondo y que la tasa de desempleo en 2010 rozará el 20%, ¿estos contratos temporales de seis meses son suficiente? "Podemos hacer dos cosas: o cruzamos los brazos y esperamos a que se reactive el mercado laboral, o creamos oportunidades de empleo mientras se reactiva la economía", concluyó la consejera.

Alivio por tres meses

La Comunidad de Andalucía decidió destinar unos US$130 millones para combatir el desempleo en esa región del sur de España con proyectos que beneficiarán a más de 130.000 personas.

En la misma línea de contrataciones temporales que otras comunidades, las autoridades andaluzas ofrecerán puestos por tres meses o ayudas directas que, si bien supondrá un alivio para la población activa que ya está -o está a punto de quedarse - sin el cobro de subsidio por desempleo, no podrán volver a cotizar en la Seguridad Social.

Con los planes "Memta" y "Proteja", el gobierno andaluz lo que busca es capacitar a los desempleados de la construcción en nuevas áreas "que demandan mucha mano de obra y siempre con las máximas garantías posibles de calidad de empleo", tal y como se explica en el sitio en internet.

Entre otras iniciativas, se ofrecerán procesos de reorientación profesional que contempla una beca o ayuda de US$457 al mes (por debajo del salario mínimo) y por un máximo de tres meses. También, en algunos casos, los cursos de formación contarán con una beca de tres meses de US$674 al mes.

Seis meses y empresas

Las comunidades de Extremadura y Valencia también han puesto en marcha sus planes de reactivación de empleo. Mientras que los extremeños siguen la línea de Cataluña, Andalucía y Castilla La Mancha de incentivar a los municipios para que ofrezcan formación y trabajo, los valencianos han decidido concentrarse en las empresas.

Con una inversión de US$62 millones, la junta de Extremadura espera crear hasta 7.600 puestos de trabajo cuya prioridad la tendrán aquellas personas que tengan más tiempo desempleadas. Serán contratos temporales de un mínimo de seis meses, lo que les permitirá volver a cotizar en la Seguridad Social y así tener derecho a las prestaciones por desempleo.

Por su parte los planes de reactivación de empleo del vicepresidente económico de Valencia, Gerardo Camps, incluyen a la empresa privada. La intención de Camps es que -además de las administraciones públicas- sean las empresas valencianas las encargadas de ofrecer contratos temporales y ¿por qué no? indefinidos.

Son "actuaciones que cuentan con un presupuesto de 20 millones de euros (US$26 millones) y contribuirá a la formalización de 25.000 contrataciones en la Comunitat", explicó Camps en un comunicado enviado a la redacción de BBC Mundo.

No todas las comunidades autónomas de España han iniciado o presentado su plan local para combatir el desempleo. No obstante cada día la prensa local publica informaciones que indican que poco a poco las gobernaciones que quedan por presentar su plan de acción terminarán haciéndolo.

Hay que tener en cuenta que a partir del mes de mayo la tasa de desempleados sin prestaciones se profundizará, según estimaciones oficiales.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.