Desempleo EE.UU., depende de cómo se vea

Trabajadores de la planta de GM de Delaware, EE.UU.
Image caption Los trabajadores de la industria automotriz han sido afectados por la crisis financiera.

Las compañías estadounidenses siguen cortando puestos de trabajo, pero no tantos como en los últimos seis meses, indican las cifras de desempleo.

Los 345.000 empleos que se perdieron en Estados Unidos, en mayo, han generado emociones encontradas.

Por una parte, hay cierto alivio porque se registró una caída en el ritmo con que los puestos de trabajo se han venido recortando desde hace seis meses.

La cifra dada a conocer por el Ministerio del Trabajo de Estados Unidos es la menor desde que la crisis financiera se agudizó, en septiembre de 2008.

Sin ir muy lejos, en marzo, 652.000 empleos se perdieron, mientras que en abril, la cifra descendió a 504.000.

Las proyecciones que los expertos habían hecho para mayo de 2009 apuntaban a que más de 500.000 puestos de trabajo se destruirían.

De ahí que las nuevas estadísticas provoquen varias sonrisas.

La otra cara

Sin embargo, otros no las ven con tanta alegría.

Los 345.000 empleos perdidos en mayo elevaron la tasa de desempleo a 9,4%, la más alta desde 1983.

Desde Nueva York, el periodista del área económica de la BBC, Greg Wood, explicó que la pérdida dramática de puestos de trabajo se sigue reportando en el sector manufacturero.

Sólo en la industria automotriz, se habla de la destrucción de 30.000 empleos. Líderes del sector como Chrysler y General Motors ya se declararon en bancarrota.

En otras áreas como la construcción y la venta al por menor, el ritmo de empleos recortados se ha moderado.

De acuerdo con algunos analistas, todavía es temprano para determinar si los planes de estímulo económico emprendidos por el gobierno están dando resultado.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.