G-8: recuperación con incertidumbre

El secretario del Tesoro de EE.UU., Timothy Geithner, durante la reunión del G-8
Image caption Los ministros del G-8 se mostraron optimistas, pero con reservas.

Los ministros de Finanzas del G-8, el grupo de reúne a los países más ricos del mundo, dijeron este sábado que sus economías se estaban recuperando, pero que la salida de la crisis crediticia aún era "incierta".

En un comunicado emitido al final de una reunión de dos días realizada en Lecce, en el sur de Italia, el G-8 aseguró que había "crecientes signos de estabilización", aunque advirtió que el desempleo podía seguir aumentando aún cuando cuando repuntara la producción.

En cuanto a la crisis del crédito, el grupo integrado por Estados Unidos, Alemania, Japón, el Reino Unido, Francia, Italia, Canadá y Rusia confirmó que comenzó a discutir la manera de disminuir las medidas de rescate a bancos y otras instituciones financieras, que han generado una gran presión sobre los presupuestos de los Estados.

El G-8 dijo que acordó pedirle al Fondo Monetario Internacional (FMI) que analice mecanismos para dejar atrás esos costosos paquetes de ayuda gubernamental una vez que la recuperación fuera un hecho.

División

En una señal de persistente división dentro del G-8 en cuanto a cómo manejar la crisis crediticia, el comunicado final no hizo ninguna referencia explícita a las llamadas "pruebas de resistencia" (stress tests) que han realizado varios países para evaluar la salud financiera de sus entidades bancarias.

Estos análisis matemáticos analizan si las instituciones cuentan con suficientes reservas de capital para afrontar pérdidas y mantener el nivel de préstamos en un escenario de mayor deterioro económico.

Estados Unidos y Canadá han instado a Europa a hacer más por examinar sus bancos y entregar los resultados, pero algunas naciones europeas se han resistido a difundir sus conclusiones.

Reflejo de las discrepancias, el comunicado del G-8 apenas indicó que los Estados miembros tomarán las medidas necesarias para asegurar la solidez de las grandes entidades.

Dudas

El analista económico de la BBC, Andrew Walker, afirma que si bien ha habido signos de recuperación en países como Estados Unidos y el Reino Unido, también hay razones para dudar de las buenas predicciones.

Según Walker, la deuda de los consumidores todavía es muy alta en muchas naciones del G-8 y la mayoría de la población sigue pensando en ahorrar antes que en gastar el dinero, de modo que será difícil ver economías robustas en el futuro cercano.

En algunos Estados del G-8, la crisis inmobiliaria ha generado problemas a la hora de conceder préstamos para propiedades comerciales.

Por otra parte -añade nuestro analista-, el FMI ha dicho dijo que varios gobiernos europeos deben tomar más medidas para fortalecer sus bancos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.