Stanford se declara inocente

Allen Stanford
Image caption Stanford apareció en la corte de Houston, Texas esposado y con el uniforme del centro de detención.

Allen Stanford, el texano multimillonario, se declaró inocente de los cargos de fraude, conspiración y obstrucción en su comparecencia en la corte de Houston.

En las próximas horas, la juez determinará si el financiero permanecerá en la cárcel hasta que se lleve a cabo el juicio por el fraude de US$7.000 millones.

Stanford llegó con cadenas en los pies y esposas en las manos a los tribunales, tras pasar una semana en un centro de detención luego de ser arrestado por agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés).

Según el corresponsal de la BBC en Estados Unidos, Greg Wood, el abogado de Stanford reveló que este había estado bebiendo considerablemente durante sus últimos días en libertad debido a la depresión que le había causado la acusación de fraude. Las autoridades le están suministrando un medicamento contra la ansiedad.

De ser declarado culpable de todos los cargos, Stanford podría enfrentar cadena perpetua.

Numerosos cargos

Según el Departamento de Justicia, la acusación -de 50 páginas- señala a Stanford y otros supuestos co-conspiradores de participar en un plan para defraudar a los inversionistas que compraron certificados de depósito por US$7.000 millones del Stanford International Bank, localizado en Antigua.

Según se lee "prometían reembolsos demasiado buenos para ser ciertos".

Los acusación incluye cargos por conspirar para defraudar, fraude financiero y postal, fraude bancario y conspiración de lavado de dinero.

La semana pasada un jurado investigador presentó formalmente los cargos contra Stanford, quien compareció ante la magistrada Hannah Lauck.

La magistrada resolvió que existía el riesgo de que Allen Stanford se fugara del país, y ordenó que quedara detenido.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.