Vuelve la volatilidad al mercado petrolero

El mercado petrolero es volátil en el mejor de los escenarios, pero el último año ha sido sin precedentes aún siguiendo esos estándares.

Image caption Los precios del crudo fluctúan, en tanto que no hay señales claras de que la economía mundial se va a recuperar.

El precio del barril de petróleo alcanzó su tope a US$147 en julio del año pasado. Desde entonces cayó por debajo de US$40 y ahora nuevamente se acerca a los US$70.

La volatilidad del mercado comienza a preocupar a muchos gobiernos en todo el mundo.

Los líderes de Francia, Nicolás Sarkozy, y de Gran Bretaña, Gordon Brown, hicieron un llamado a principios de este mes para que se adopten medidas a fin de evitar la fluctuación de los precios del crudo.

"Tenemos que buscar maneras de lograr que la economía mundial crezca, asegurándonos de que la volatilidad de los precios no detenga el crecimiento económico", destacó Brown, durante su visita a Francia.

Recuperación de los precios

Los analistas pronosticaron el año pasado que los precios del crudo alcanzarían los US$200 el barril, pero la recesión provocó una caída de la demanda de energía y con ella de los precios.

Pero lo que muchos se preguntan es ¿por qué han comenzado a recuperarse los precios del petróleo cuando la crisis económica se mantiene?

Image caption Los líderes británico y francés han llamado a que se tomen medidas para evitar la volatilidad de los precios del crudo.

Informes recientes apuntan a que la economía global se ha estabilizado o al menos se está deteriorando más lentamente. Según el analista de asuntos económicos de la BBC, Andrew Walker, este podría ser uno de los factores que está incidiendo en los precios.

En segundo lugar, hay preocupación en el mercado de que el aumento del gasto público, como resultado de los paquetes de estímulo fiscales, conduzca a mayor inflación.

Walker destaca que, en ese contexto, muchos podrían estar comprando petróleo y otras materias primas por adelantado para proteger sus inversiones.

Y en tercer lugar, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) redujo la producción y los países miembros han cumplido con una tres cuartas partes de los cortes acordados, algo que en la mayoría de los casos no ocurre.

¿Hay especulación?

Walker señala que la especulación en el mercado de materias primas es ciertamente uno de los factores que está influyendo en los precios.

"Los contratos se comercializan hasta con ocho años de antelación, lo que en efecto significa especular con la expectativa de que el precio en el mercado al momento de entrega no va a ser más bajo de lo que era cuando se hizo la transacción", señala.

El año pasado, varias líneas aéreas adquirieron petróleo a futuro para protegerse de posibles aumentos, pero como los precios cayeron esto más bien llevó a más pérdidas en el sector.

El analista de la BBC destaca que aunque la especulación es un factor en juego en este momento, "más importante todavía es la variación en la demanda".

El precio adecuado

Image caption El comportamiento de los precios dependerá de lo que pase con la economía global.

A medida que se mantiene la volatilidad en los precios del petróleo, también comienzan las discusiones en torno a cuál debe ser el precio adecuado.

El secretario general de la OPEP, Abdallah Salem el Badri, señaló recientemente que US$70 el barril es un precio que no perjudica a la economía mundial y permite a los productores invertir y obtener ingresos razonables.

Pero otros gobiernos, como Venezuela, Irán y Rusia (que no es miembro de la OPEP) aspiran a un precio más alto.

Por otra parte, existe la preocupación de hasta qué punto el precio ofrece suficientes incentivos para la exploración y explotación de nuevos campos petroleros.

"El riesgo con precios muy bajos es que la inversión se reduce, lo cual en el futuro puede conducir a mayor escasez. US$70 el barril significa mayor incentivo a la inversión, pero no es lo suficientemente alto como para provocar una bonanza petrolera", destaca el analista de la BBC, Andrew Walker.

Durante su encuentro en Francia, Gordon Brown y Nicolás Sarkozy también hablaron de la necesidad de que se establezca una "banda razonable" para el precio del crudo.

Pero al margen de estas discusiones, el factor fundamental continúa siendo cuando se va a producir una recuperación económica y qué tan significativa será, aunque las medidas que adopten los productores de la OPEP también pueden jugar un papel importante.