Cuba reajustará su economía

El presidente cubano, Raúl Castro, anunció un nuevo reajuste económico para este año e hizo un balance de los logros de los últimos meses, sobre todo en lo referente a la reforma agraria y a la reconstrucción de las viviendas derribadas por los huracanes.

El anuncio lo hizo con motivo del 26 de julio, "Día de la Rebeldía Nacional". Desde el triunfo de la Revolución, esta fecha es elegida para pronunciar los más importantes discursos, una especie de mensaje a la nación, tradición iniciada por Fidel Castro y continuada por su hermano Raúl.

El acto se realizó en la provincia de Holguín y en él participaron 200.000 ciudadanos, los cuales llegaron al lugar por sus propios medios ya que no se organizó el traslado, tal y como se hacía antes en casi todos los mitines políticos de Cuba.

Sin embargo, muchos más cubanos siguieron el acto desde sus casas en espera de que el presidente diera algunas pistas sobre el rumbo que tomará Cuba, como se afrontarán las actuales dificultades y hasta qué punto se agravarán las cosas.

Importaciones, alimentos y finanzas

Raúl Castro inició el discurso afirmando que sería breve y anunció importantes eventos políticos que ocurrirán la próxima semana. Mencionó le reunión del Consejo de Ministros, el Pleno del Comité Central del Partido Comunista y la reunión del Parlamento.

Image caption La reducción de importaciones puede afectar la alimentación de la población (Foto: Raquel Pérez).

Adelantó que allí se discutirá la situación interna del país y se elaborará un plan de ajuste de la economía para adaptarse a los efectos de la crisis mundial. Esto incluirá una reducción de las importaciones y restricciones al financiamiento interno.

La reducción de importaciones puede afectar la comida de la población, ya que el 80% de los alimentos se importan. Hace poco tiempo se redujo la cantidad de productos alimenticios subvencionados que se entregaban a las familias.

Por otra parte, la restricción del sector financiero podría agravar la situación de los empresarios extranjeros que tienen congeladas sus cuentas bancarias desde comienzos de año, por una cantidad que podría llegar a los U$$1.000 millones, según fuentes empresariales.

Afirmó también que el Parlamento debería aprobar la Constitución de la Contraloría General de la República, organismo que, según dijo, deberá controlar el funcionamiento de todas las estructuras políticas, administrativas y económicas del país.

Más tierras sembradas

Castro anunció también que la reforma agraria ha avanzado, dijo que habían 110.000 solicitudes y que ya fueron entregadas 82.000 parcelas, por un total de 690.000 hectáreas, el 39% de la tierra ociosa que había en Cuba al inicio de su gobierno.

Image caption Castro dijo que se repararon 260.000 viviendas dañadas por los huracanes (Foto: Raquel Pérez).

Según el mandatario, ya la mitad de esas tierras están sin marabú (hierbas malas) y un tercio de las mismas son cultivadas por sus nuevos usufructuarios, algo que ya estaría repercutiendo en el aumento de la productividad agropecuaria.

Como ejemplo puso la producción lechera que en el último año creció en 100 millones de litros, algo que significará un ahorro en las importaciones, cuyo monto se había disparado durante los últimos meses, según informes gubernamentales.

El presidente cubano dijo que se trata de trabajar, no de corear consignas: "No es cuestión de gritar ¡Patria o muerte!, ¡Abajo el imperialismo!, ¡El bloqueo (embargo estadounidense) nos golpea! La tierra está ahí, esperando por nuestro sudor".

Sin embargo, hará falta más que trabajo de los campesinos. Este año, parte de la producción de tomates se pudrió porque el Estado no fue capaz de organizar la recogida en los campos, mientras en todas las tiendas se vende puré de tomate importado.

Mencionó también que las pérdidas de viviendas a causa de los huracanes había elevado el déficit a 600.000 casas y explicó que en julio de 2009 ya se habían reconstruido más de 260.000 y que se trabajaba en busca de soluciones perdurables.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.