Última actualización: lunes, 10 de agosto de 2009 - 11:45 GMT

Si me entierran, que salga barato

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

La actual crisis económica es un fenómeno que ni siquiera perdona a los servicios fúnebres.

Una encuesta reciente de la Asociación Nacional de Funerarias de EE.UU. señala que en comparación con 2008, los consumidores redujeron los gastos en ese sector.

James Olson, dueño de funeraria

James Olson, propietario de funeraria en Sheboygan, Wisconsin

Para muchas familias empieza a dificultarse el pago de los servicios funerales. Claro que con la actual situación económica mucha gente está recortando en la contratación de servicios.

La mayoría de las funerarias encuestadas señaló que aumentó el número de clientes quienes eligen ataúdes más baratos u optan por una cremación en lugar de un entierro tradicional, además de recortar gastos en el alquiler de capillas, flores y limusinas.

“Para muchas familias empieza a dificultarse el pago de los servicios funerales. Claro que con la actual situación económica mucha gente está recortando en la contratación de servicios”, señaló a BBC Mundo el portavoz de la asociación, James Olson.

“En lugar de un servicio de dos días con un velorio la noche anterior, quizás lo hagan todo en un solo día, lo cual puede reducir un poco los costos”, agregó Olson, propietario de una funeraria en Sheboygan, Wisconsin.

Crisis golpea el bolsillo

Ataúd de bronce

Los ataúdes más caros pueden costar más de US$20.000.

El diario Los Angeles Times recientemente informó que el número de cremaciones en la morgue del condado de Los Ángeles aumentó en un 25% en el primer semestre de este año debido a un incremento en el número de cadáveres que no fueron reclamados por falta de dinero de los familiares para pagar por un servicio fúnebre.

Una nueva tendencia también tiene que ver con la compra de ataúdes fuera de las funerarias en la cadena de descuento Costco, aunque sólo se permite en 34 estados.

Nosotros tenemos nuestros propios ataúdes, pero si hay personas que compran ataúdes en otras instancias. Sí se lo aceptamos también.

Ileana Bazart, agente funeraria

“Nosotros tenemos nuestros propios ataúdes. Si hay personas que compran ataúdes en otras instancias, sí se lo aceptamos también”, señaló Ileana Bazart, de la funeraria Caballero-Rivero Woodlawn, de Miami.

En el caso de un entierro tradicional el ataúd puede llegar a costar más de US$20.000, como el modelo Promethean del sarcófago de bronce utilizado en el entierro del cantante Michael Jackson.

En cambio la organización sin fines de lucro Funeral Consumers Alliance (Alianza de Usuarios de Servicios Funerarios de Estados Unidos) señala en su página de internet que se pueden conseguir féretros sencillos por menos de US$500.

Renuencia a planificar

Un factor que no ha cambiado con la recesión es la renuencia a planificar con antelación la última despedida. Los expertos sostienen que eso tiende a encarecer los costos.

Gloria Rodríguez, dueña de floristería en Miami

Gloria Rodríguez, dueña de floristería en Miami

Casi nunca uno piensa en esas cosas. Mi mamá se me murió hace tres meses y cuando ella se murió yo ni sabía lo que quería hacer

La madre de Gloria Rodríguez, una inmigrante colombiana que es propietaria de una floristería en Miami desde hace tres décadas, recientemente falleció a los 82 años de edad.

El entierro costó más de US$10.000 porque tuvo que contratar los servicios fúnebres a última hora.

“Casi nunca uno piensa en esas cosas. Mi mamá se me murió hace tres meses y cuando ella se murió yo ni sabía lo que quería hacer. (Para) nosotros los latinos, es una cosa que como que no la quieres tocar nunca. No quieres saber que eso va a pasar”, señaló.

En cambio hay otras personas que sí lo tienen todo planificado.

“No ha habido un Schellbach en un cementerio desde hace mucho tiempo”, señaló a BBC Mundo el presidente de Alianza de Usuarios de Servicios Funerarios del Sudeste de Estados Unidos, Richard Schellbach.

Cremación

Su familia ha optado por la cremación durante las últimas tres generaciones y además ha prescindido del uso de capillas para un velorio tradicional.

Schellbach, de 53 años de edad, ya contrató su propia incineración por US$800 e hizo arreglos similares para su padre de 87 años de edad.

Urnas para depositar cenizas (imagen cortesía de funeraria Lippert-Olson

Las cremaciones son cada vez más populares.

“Hay lugares que fueron importantes para él y para mí. Yo estaré esparciendo sus cenizas en esos lugares”, agregó en una conversación telefónica desde su casa en Deerfield, Florida.

La crisis económica y el deseo de ahorrar en los costos de cementerio figuran como un factor en el aumento en las cremaciones, según expertos como Schellbach, aunque otros atribuyen el fenómeno al deseo de una despedida más ecológica.

El gobierno de EE.UU. estima que aproximadamente 2,5 millones de personas fallecen anualmente en el país. Cifras de La Asociación de Cremaciones de América del Norte indican que actualmente el porcentaje de cremaciones es de más de 35% y dentro de tres años podría superar el 50%.

“Le tengo mucho recelo a los crematorios de funerarias de bajo costo y alto volumen”, señaló a BBC Mundo el portavoz de la asociación de cremaciones, Mike Nicodemos.

“Simplemente no puedo entender cómo pueden lograr un margen de ganancia con precios tan bajos como US$695 ó US$795", agregó el portavoz, quien también funge como director de cremaciones de una funeraria en Tidewater, Virginia.

Trámites también cuestan

No ha habido un Schellbach en un cementerio desde hace mucho tiempo.

Richard Schellbach, defensor de los consumidores

Nicodemos señaló que esos precios no toman en cuenta la emisión de obituarios, actas de defunción y otros trámites que podrían elevar el costo a US$1.300.

Las funerarias consultadas por BBC Mundo señalaron que de momento no se han visto obligadas a reducir costos ante la retracción del gasto de los consumidores.

“Todavía no hemos tenido que hacer eso. Somos una operación relativamente grande, con un promedio de 1700 a 2000 servicios al año. Sin embargo algunos operadores más pequeños quizás tengan que examinar sus costos exhaustivamente”, agregó Nicodemos.


BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.