México, en “shock” financiero

Agustín Carstens, ministro de Finanzas
Image caption Según Carstens, 2010 y 2011 serán los más difíciles.

El gobierno de México reconoció que el país se encuentra “en un shock financiero”, debido a la caída en los precios internacionales del petróleo y la baja recaudación fiscal de este año.

Es la crisis de finanzas más grave en los últimos 30 años, dijo el secretario de Hacienda Agustín Carstens.

Ante este panorama las autoridades plantean asumir un déficit en las finanzas públicas en 2010 y 2011.

“Es la primera vez en muchos años que se plantea un déficit, pero dada la naturaleza de la situación es indispensable para impulsar el crecimiento económico”, dijo Carstens.

Analistas advirtieron que la situación del país será aún más grave de lo que pronostican las autoridades.

Catástrofe

Alejandro Nadal, investigador del Colegio de México, dijo a BBC Mundo que la economía mexicana está semiestancada desde hace 20 años, lo cual hace más difícil aplicar programas de recuperación.

Un ejemplo es el pronóstico sobre el desempeño del Producto Interno Bruto, que oficialmente caerá 8% este año.

“Cualquier cifra que pase del 5% es catastrófica, no sólo contribuye a aumentar el desempleo y la miseria, sino que desarticula aún más el aparato productivo”.

El economista criticó la decisión del gobierno de recortar el gasto para los próximos dos años, porque hará más difícil la recuperación.

Image caption La caída de los precios del crudo es un factor crucial en el déficit mexicano.

El efecto del petróleo

El secretario Carstens defendió la decisión de aplicar un presupuesto austero el próximo año.

“No hay modelo económico donde no se enfrente una restricción presupuestaria, no se puede gastar lo que no se tiene”, dijo.

Según el funcionario, el déficit público y el recorte presupuestal rendirán frutos en 2012.

El próximo año el gobierno plantea recaudar US$23.000 millones menos en impuestos, además que habrá un ingreso menor por venta de petróleo.

A diferencia de este año, para 2010 el gobierno mexicano no contrató un seguro para protegerse de las variaciones en precio del crudo. Las estimaciones oficiales ubican al barril en US$53.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.