Fútbol inglés sale a la caza de piratas

Arsenal, equipo de la Liga Premier
Image caption Gran parte de los ingresos de los equipos provienen de los derechos de transmisión de los partidos.

La Liga Premier de Inglaterra está preocupada porque más de un millón de personas pueden ver cada fin de semana partidos de fútbol, ilegalmente, por internet.

Es por ello que las autoridades han decidido hacerle frente a este desafío, aseguró el diario británico The Guardian.

Y es que quieren evitar que la industria del fútbol siga los pasos de la industria de la música, que ante el avance de las descargas ilegales a través de Internet vio cómo el modelo de negocio cambiaba radicalmente.

Los derechos para transmitir los partidos están en el centro de la escena.

Se trata de un negocio de 2.700 millones de libras (unos US$ 4.500 millones).

Pero a pesar de las cifras astronómicas, el modelo está en riesgo debido a los cambios en la tecnología y el comportamiento de los consumidores, destacó The Guardian.

Los propietarios de los derechos están preocupados.

En un reporte del año pasado, se asegura que la “piratería digital es una de las amenazas más grandes para los propietarios de los derechos”, de acuerdo al diario británico.

De aquí para allá

Ver deporte por internet, de forma ilegal, se ha convertido en algo usual.

Por ejemplo, el partido entre Chelsea y Hull City, que dará comienzo a la temporada este sábado, será visto por 1,5 millones de personas de manera ilegal en la red.

Se estima que la mitad de quienes siguen los partidos de la Liga Premier de esta manera se encuentran en China.

Image caption Muchos hinchas van a los estadios, muchos más ven los partidos de otra manera.

De ese país también provienen la mayoría de los sitios pirata que facilitan la transmisión.

Se calcula que en total son 177.

Y la información circula entre ellos cada vez que uno de los sitios deja de poder transmitir un partido.

Se suelen dejar comentarios sobre dónde continuar la transmisión.

Persecución a piratas

A estos sitios se los persigue.

Cada vez que se juega un partido, dice The Guardian, la Liga Premier empieza a intentar bloquear dichas páginas de internet.

Este procedimiento lo lleva a cabo NetResult, una compañía especialmente contratada por la autoridad del fútbol inglés.

NetResult dice tener entre un 85% y un 90% de éxito en cerrar los sitios.

La Liga Premier ya se ha unido a los titulares de los derechos de transmisión para emprender acciones legales, según ha informado la BBC.

Hasta febrero de este año habían iniciado acciones contra cinco sitios en el Reino Unido y ahora tienen pendiente una acción judicial popular, en defensa de los intereses colectivos, contra Google, propietaria del sitio de videos YouTube, en Estados Unidos.

¿Qué puede pasar?

Pero, ¿qué consecuencias puede tener esto para el mundo del fútbol?

De acuerdo a José Miguel Pinochet, especialista en Deportes de BBC Mundo, "la preocupación es porque el fútbol como se conoce hoy -el fútbol del espectáculo, el de las ventas de camisetas y de fichajes multimillonarios- tiene sus bases en la televisión, que es la que paga millones de dólares por los derechos".

"Este modelo de negocio alcanzó nuevos niveles de comercialización con la creación de la Liga Premier a principios de la década del noventa", explicó.

"Es una cadena. La televisión compra los derechos porque los aficionados pagan por el fútbol. Si estos aficionados pueden obtenerlo gratis la cadena se rompería y la televisión no podría invertir lo que actualmente invierte en el fútbol. En otras palabras habría un fútbol con menos dinero y menos fichajes al estilo de Cristiano Ronaldo", aseguró Pinochet.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.