Brasil podrá imponer sanciones a EE.UU.

Campo de algodón en EE.UU.
Image caption Brasil argumenta que los subsidios afectan las exportaciones a EE.UU.

La Organización Mundial del Comercio (OMC) habilitó a Brasil a aplicar sanciones a Estados Unidos por los subsidios que otorga a sus productores de algodón.

Según una ecuación establecida por los árbitros de la disputa, el país sudamericano podría tomar represalias por US$295 millones.

El organismo multilateral también autorizó a Brasil a establecer sanciones cruzadas que incluyen la suspensión de las patentes de productos farmacéuticos, entre otros, en caso de que el monto de la pena supere los US$400 millones.

Imogen Foulkes de la BBC, precisó que la OMC le otorgó al país sudamericano “apenas una décima parte de lo que pedía”.

Sin embargo, aclara Foulkes desde Ginebra, “la decisión es otra derrota para EE.UU. en el controvertido tema del algodón”.

Una vez conocida la resolución, la portavoz de la oficina comercial estadounidense, Carol Guthrie, expresó a través de un comunicado: “Si bien seguimos decepcionados con el resultado de esta disputa, estamos complacidos por el hecho de que los árbitros le concedieron a Brasil mucho menos que lo que había pedido”.

El reclamo

El país sudamericano había estimado que los subsidios estadounidenses alcanzaron los US$12.000 millones entre 1999 y 2002, mientras que el valor de esas cosechas fue de US$13.900 millones en el mismo período, representando un promedio del 89,5%.

Según Brasil, esa tasa de subvenciones mantuvo el precio del algodón importado “artificialmente alto”, situación que “perjudicó” a los exportadores brasileños a la hora de vender ese producto en EE.UU.

Durante años, los países en vías de desarrollo han protestado porque los subsidios de Washington generan competencia desleal y provocan distorsiones en el mercado del algodón, reseñó Imogen Foulkes, de la BBC.

Como ejemplo, citó que el Producto Interno Bruto (PIB) varios países africanos productores de algodón es inferior a los subsidios que se otorgan a sólo 25.000 agricultores estadounidenses dedicados a ese cultivo.

Por eso, aunque Brasil no podrá imponer todas las sanciones que esperaba, ésta es una decisión clave que puede tener consecuencias para otros países productores de algodón, concluyó Foulkes.

Contenido relacionado