"La corrupción está detrás de la crisis"

Dólares.
Image caption El informe de TI apunta a la corrupción del sector privado como una de las causas de la crisis.

El informe anual de la organización no gubernamental (ONG) Transparencia Internacional (TI) sobre la corrupción en el mundo se centró por primera vez en el sector privado, al que responsabilizó en parte de la actual crisis económica.

"La corrupción y la falta de integridad corporativa fueron una causa subyacente básica de la crisis", aseguró el director de programas mundiales de la organización, Christiaan Poortman.

Según el documento, presentado este lunes de manera simultánea en Berlín y Nueva York, las compañías privadas tuvieron una responsabilidad directa en las causas de la crisis ya que de ellas dependen cuestiones como la fijación de precios, las presiones políticas y la lucha contra el soborno.

Por otro lado, una de las principales llamadas de atención del informe fue dirigida a las agencias de calificación.

"Tuvieron un conflicto de intereses e ignoraron los altos niveles de riesgo (..) eso es, por supuesto, una forma de corrupción", apuntó Poortman.

Problema generalizado

"El estudio de la ONG reveló datos de 45 países y aseguró que el soborno y la corrupción están ampliamente extendidos, y no sólo en los países pobres", indicó el analista de la BBC Mark Gregoy.

En Europa y Estados Unidos, TI acusó a los grupos de presión –que emplean a más de 16.000 personas en Bruselas- de erosionar la independencia de los poderes políticos y económicos.

En este sentido, comentó Mark Gregory, el soborno no es la única parte del problema.

El informe describe un complejo entramado de nepotismo, favoritismo y acuerdos informales entre empresas, funcionarios y políticos que en muchos casos conduce a la ineficiencia y al despilfarro de recursos.

Según los datos aportados por TI, dos de cada cinco empresas investigadas aseguran haber recibido peticiones de soborno por parte de funcionarios del gobierno.

Casos en América Latina

Dentro de América Latina, TI investigó los casos de Argentina, Chile, Colombia, Nicaragua, Paraguay y Venezuela, con resultados diversos.

Chile –que ocupa el puesto 23 de 180 en el índice de percepción de la corrupción- es el mejor parado de los países citados por el informe a pesar de que, advirtió TI, "el abuso de información privilegiada está llegando a las empresas chilenas".

En el caso de Argentina –en el puesto 108- la ONG criticó la falta de claridad en la contratación de la construcción del "tren bala" y acusó al gobierno de "haber manipulado el índice de inflación oficial para asegurar niveles de inflación convenientemente bajos".

En Colombia, que ocupa lugar 70 en el índice de percepción de la corrupción, según apunta el informe, "un 91% de los gerentes o representantes legales de compañías manifestaron que, en su opinión, hay empresarios colombianos que ofrecen sobornos al realizar negocios".

Por último, Nicaragua (en el puesto 134) y Paraguay (en el 138), son los países latinoamericanos peor parados en el estudio de TI.

En ambos casos, la ONG denuncia la el "favorecimiento" de las empresas que mantienen vínculos políticos con los gobiernos.

"La corrupción cuesta a los países en vías de desarrollo entre US$25.000 y US$40.000 millones al año, cerca del 40% de lo que reciben en ayuda al desarrollo", comentó Mark Gregory.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.