A. Latina: "recuperación antes de lo esperado"

Fábrica de biodiésel en Lima, Perú
Image caption El BM asegura que en los últimos meses los signos de recuperación se han venido acumulando.

Pese a que la economía de Latinoamérica se contraerá un 2% en 2009, la peor parte de la crisis económica global "ya ha pasado" en la región, según el Banco Mundial (BM).

Augusto de la Torre, economista jefe de la organización para América Latina y el Caribe, aseguró que la recuperación empezó antes de lo esperado, en parte como resultado de los enormes paquetes de estímulo económico inyectados por los gobiernos de las principales naciones industrializadas.

"Desde marzo o abril de este año el escenario catastrófico que estaba en la mente de muchos empezó a disiparse", declaró De la Torre en rueda de prensa previa a la Conferencia de las Américas, que se inaugura este martes en Miami, Estados Unidos, y en la que se analizarán las perspectivas económicas y políticas para la región.

Según el funcionario del BM, en los últimos meses los signos de recuperación se han venido acumulando, lo que sugiere que, al menos en el corto plazo, está tomando fuerza una mejoría más general y robusta de lo que se esperaba.

Entre esos signos positivos se encontraría la recuperación de los mercados bursátiles, la estabilización de los indicadores de confianza del consumo y la inversión, y los incrementos en la producción industrial.

En cualquier caso, De la Torre advirtió que la peor crisis económica internacional desde la Segunda Guerra Mundial producirá reveses en las ganancias sociales conseguidas en los últimos años en la región y conllevará un aumento del desempleo.

El peso de México

Image caption De la Torre aseguró que la recuperación empezó antes de lo esperado.

Según las previsiones del BM, 2009 todavía será un año de contracción para América Latina, cuyo Producto Interno bruto (PIB) se reducirá entorno al 2%.

El organismo destaca que si del cómputo global se excluyera a México -el país latinoamericano más afectado por la crisis, con una caída del PIB alrededor del 7% para 2009- el PIB de la región "casi no se contraería".

Según el BM, en América Latina los países cuyas economías gozan de mayores complementariedades con China -como Brasil, Chile o Perú- han sufrido menos la crisis y están recuperándose más rápidamente.

Por el contrario, países como México, cuyas exportaciones dependen más de los mercados de países ricos como Estados Unidos, han experimentado un declive más pronunciado en su crecimiento y están tardando más en recuperarse.

En sus pronósticos para 2009 el BM señala que existe un grupo de países -que incluye a Bolivia, Panamá, Perú y Uruguay- cuyo PIB no se contraerá o incluso crecerá hasta un 2%.

Otro grupo -en el que se encuentran Brasil, Colombia y República Dominicana- experimentará una contracción leve de hasta el 1%.

Entre aquellas naciones que registrarán una caída de entre el 1% y el 3% están Argentina, Chile, Costa Rica, Ecuador, El salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y Venezuela.

Esas cifras, según el BM, no son tan adversas si se comparan con las caídas previstas para Europa (4.1%) o Japón (5.7%).

Efectos negativos

Image caption En 2009 entre nueve y diez millones de personas se volverán pobres en América Latina.

Pero también hay malas noticias. El BM asegura que las repercusiones negativas de la crisis se harán notar en América Latina en un retroceso en las mejoras sociales conseguidas en los últimos años.

El organismo calcula que, mientras que en el periodo 2000-2008 60 millones de personas salieron de la pobreza en la región, en 2009 entre nueve y diez millones se volverán pobres en comparación con el año anterior.

Esa cifra aumenta a 14 o 15 millones si se compara con lo que hubiera sucedido si Latinoamérica hubiera continuado creciendo en 2009 a un ritmo del 4,3%.

Por otro lado, el BM asegura los mercados laborales de la región también están sufriendo los efectos de la crisis.

Según cálculos del organismo, el número de desempleados en el sector formal aumentó en tres millones en 2009 en los siete países más grandes de América Latina, de lo que se deduce "que la crisis ha tenido un efecto negativo importante en la clase media latinoamericana".

Buenos augurios

Image caption Brasil encabezará la recuperación en la región.

En cualquier caso, el BM cree que gran parte de Latinoamérica "pasó la prueba" de la crisis, lo que significa que está bien posicionada para una recuperación que liderarán Brasil, Argentina y Chile.

Según el BM, en el medio plazo los países de la región serán relativamente más atractivos como destinos para la inversión extranjera.

Además, a diferencia de las naciones desarrolladas, la mayoría de países saldrán de la crisis con una posición fiscal y una deuda "muy manejable" en comparación con las naciones industrializadas.

El BM cree que para que las naciones de América Latina crezcan de manera robusta, deben conseguir un incremento del consumo, con un aumento de la inversión a un ritmo más acelerado que el del PIB.

Además, la institución sostiene que será necesaria la implementación de políticas y reformas que favorezcan el crecimiento, que en 2010 podría situarse entorno al 3%.

En cualquier caso, el BM asegura que la evolución de la actividad económica de la región no solo dependerá de las políticas nacionales, sino también de una sólida recuperación del crecimiento de la economía mundial.

El organismo considera que esa recuperación es incierta, sobre todo a partir del segundo semestre de 2010, cuando las políticas de estimulo económico aplicadas por las naciones ricas se hayan disipado.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.