China y Argentina: ¿se enfría el comercio?

Campo de soja en Argentina
Image caption China es el primer comprador de soja en el mundo, mientras que Argentina es el tercer productor internacional.

En los últimos años Argentina ha visto crecer exponencialmente sus negocios bilaterales con China, que se ha convertido en su segundo socio comercial, después de Brasil.

La base del intercambio -que en 2008 alcanzó los US$14.400 millones- es la soja: China es el primer comprador de la oleaginosa en todo el mundo, mientras que Argentina es el tercer productor internacional de la planta.

Sin embargo, las exportaciones que Pekín envía al país sudamericano también han venido mostrando un sostenido crecimiento durante los últimos seis años.

Hasta ahora.

Los datos oficiales en Argentina registraron en el primer semestre de 2009 una caída del 35% en la llegada de estos productos, algo que China atribuyó a medidas proteccionistas por parte del gobierno argentino.

Un alto funcionario chino que visitó Buenos Aires recientemente expresó el descontento de su gobierno por estas medidas "antidumping", y advirtió que su país podría tomar represalias.

"¿Acaso quieren que en vez de la soja o aceite argentinos compremos en su lugar a Brasil?", sugirió Wang Junwen, director general del Centro de Comercio Internacional de China, al diario La Nación.

De acuerdo con los expertos, un escenario así sería catastrófico para Argentina, ya que el país perdería al principal comprador de su principal bien de exportación.

¿Ruido y pocas nueces?

Sin embargo, para Mauricio Claverí, coordinador de la Unidad de Análisis de Comercio Exterior de la consultora económica Abeceb.com, Argentina no tiene por qué temer.

"Ya ha habido quejas de este tipo antes, pero es improbable que China concrete esta amenaza", aseguró el experto a BBC Mundo.

Según el economista, a pesar de que la asimetría entre la economía argentina y la china pareciera beneficiar al gigante asiático, en la práctica China "necesita" a Argentina.

"Hasta que no pueda producir su propia soja, China tiene que diversificar sus fuentes de producción, y sería demasiado arriesgado para el país no contar con la soja argentina", afirmó.

Por otra parte, Claverí señaló que la caída en la llegada de productos chinos a Argentina está a la par con el resto de las importaciones, que en agosto se redujeron en un 37%, según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

Además, el experto sostuvo que las medidas "antidumping" implementadas por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner están en línea con las medidas proteccionistas aplicadas por otros países, incluyendo Brasil, y relativizó la importancia del mercado argentino para Pekín.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.