EE.UU. critica la rigidez de la moneda china

Símbolo del yuan en una calle de Hong Kong
Image caption Las reservas chinas de otras divisas son las más grandes del mundo.

En plena devaluación del dólar estadounidense frente a otras monedas, el gobierno de Estados Unidos criticó a China por lo que considera una falta de flexibilidad de su divisa, el yuan.

El Departamento del Tesoro indicó que está preocupado por la rigidez del tipo de cambio de esta moneda -a pesar de su extendido uso, el yuan no puede ser convertido libremente- y por el rápido aumento en su acumulación de reservas extranjeras.

"Ambas cosas nos preocupan y deberían corregirse si queremos garantizar una economía global más fuerte y equilibrada, consistente con el marco del G-20", reza el informe que el Tesoro envió al Congreso estadounidense.

El yuan, que se depreció un 6,9% frente al dólar desde febrero de 2009, sigue estando "infravalorado", según este documento.

Por otro lado, las reservas chinas de otras divisas, que ya son las más grandes del mundo, crecieron cerca de un 20% en el último año, hasta alcanzar una cifra récord de US$2.270 millones, según datos del Banco Central Chino.

Algunos legisladores estadounidenses y grupos industriales aseguran que China está manteniendo artificialmente al yuan a niveles bajos para poder ganar en competitividad comercial frente al dólar.

Lea también: cómo competir con un dólar débil

¿Manipulación del yuan?

El pasado enero, durante las audiencias para confirmar en su cargo al actual secretario del Tesoro, Tim Geithner, éste sostuvo ante el Senado de EE.UU. que el presidente Barack Obama creía que China estaba manipulando su moneda.

Esto provocó un airado rechazo de China y forzó a la administración estadounidense a retractarse.

Image caption El déficit comercial de Washington con Pekín es considerablemente más grande que con cualquier otro país.

Sin embargo, la reciente negativa de Geithner a retomar aquella acusación ha despertado las críticas de los fabricantes estadounidenses.

"Creemos que se ha perdido una oportunidad", dijo Frank Vargo, vicepresidente de asuntos económicos internacionales de la Asociación Nacional de Fabricantes.

Si el país asiático fuera acusado oficialmente de manipulador de divisas, las dos potencias estarían obligadas a negociar asuntos comerciales.

Además, podrían derivarse sanciones económicas a Pekín si EE.UU. llevara a China ante la Organización Mundial del Comercio.

Ventajas comerciales

Los fabricantes estadounidenses sostienen que la moneda china está infravalorada entre un 20% y un 40% frente al dólar, lo que le daría al yuan una enorme ventaja en operaciones comerciales internacionales.

Esto equivale a que los productos chinos son más económicos para los consumidores estadounidenses, mientras los productos de EE.UU. son más caros en el mercado chino.

Y además, el déficit comercial de Washington con Pekín es ya de por sí considerablemente más grande que con cualquier otro país.

El gobierno chino ha manifestado en varias ocasiones que quiere que su moneda pueda ser convertida por otras monedas en el mercado internacional, pero no parece dispuesto a renunciar al control estatal del yuan y de la política económica en general.

Como explicó la corresponsal de la BBC en Nueva York Caroline Hepker, el tono de conversaciones pasadas indican que tanto China como EE.UU. reconocen la necesidad de que su interdependencia sea menos conflictiva y más colaborativa.

Ambos países admiten que son pareja en el baile económico y saben que la única forma de avanzar es a través del diálogo, concluyó la periodista.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.