Venezuela: expropian cafetaleras

Granos de café. Foto de archivo
Image caption Las empresas habían sido acusadas de acaparar y contrabandear el grano.

El gobierno de Venezuela oficializó la toma de dos empresas cafetaleras, entre ellas una de las más importantes del país, Café Fama de América.

Mediante un decreto publicado este miércoles, el gobierno declaró la "adquisición forzosa" de esa compañía, así como de Cafea C.A., una productora de café instantáneo.

Otra de las principales compañías del sector, Café Madrid, sería convertida en una empresa mixta "de producción social" con participación mayoritaria estatal, de acuerdo con declaraciones ofrecidas esta semana por el viceministro de Alimentación, Felix Osorio.

Se trata de las más recientes de una serie de expropiaciones, que han incluido hasta ahora rubros como arroz, papel, servicios petroleros, metalúrgicas y un hotel cinco estrellas, entre otros.

Irregularidades

En agosto pasado las autoridades ocuparon temporalmente las instalaciones de Fama de América y su competidora Café Madrid por considerar que estaban cometiendo irregularidades – como acaparar café o desviarlo por los caminos del contrabando – con el objeto forzar un incremento en el precio de venta.

Los precios del café en sus diferentes niveles de producción y comercialización se encuentran controlados oficialmente, junto con el de otros productos básicos como el arroz, la leche, la pasta o las sardinas en lata.

Entre los productores es común la queja según la cual esa estructura no compensa los costos de producción y distribución.

Venezuela tuvo que importar este año, y por primera vez en su historia reciente, café para tostar, debido a una escasez del grano por la que gobierno y cafetaleros se responsabilizan mutuamente.

"Lo más palpable es que el precio del café verde en Colombia es cuatro o cinco veces mayor al de Venezuela", le dijo a BBC Mundo en una ocasión el ex ministro de Agricultura (1992-1993) y empresario del campo Hiram Gaviria. De ahí que la "fuga de café" hacia ese país fuera un hecho, según Gaviria.

Sin embargo, según Gaviria han fracasado también las políticas de estímulo a la producción.

Dentro del plan

Image caption Los precios del café se encuentran controlados oficialmente.

De acuerdo con la Gaceta Oficial número 39.303, que publica este miércoles la decisión de adquirir Fama de América y Cafea, estas compañías compraban cerca del 30% del café verde producido en el país, con lo cual desplazaban a las pequeñas y medianas empresas.

La Gaceta expresa también que las cafetaleras se incorporarán al proyecto de "consolidación de la infraestructura agroindustrial del café, que llevará a cabo la puesta en uso y aprovechamiento social de la planta agroindustrial para el procesamiento de café, a los fines de proteger el desarrollo endógeno de la zona, así como la protección y generación de fuentes de empleo".

A la ejecución de ese proyecto, precisa la publicación oficial, se incorporarán las asociaciones y cooperativas "bajo el régimen de propiedad colectiva, teniendo como sustento la iniciativa popular".

De acuerdo con lineamientos oficiales, sectores estratégicos como la producción de alimentos deben estar controlados por entidades estatales para garantizar el abastecimiento a precios justos.

Esta política ha recibido este año un impulso notable. Comenzó en marzo con la expropiación de una planta productora de arroz de la transnacional Cargill y ha tocado de una u otra forma los sectores de pasta, azúcar y sardinas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.