La riqueza se mide por sonrisas

V Encuentro Mundial sobre Felicidad Interna Bruta. Foto cortesia: FIB
Image caption El objetivo del encuentro es poner en evidencia las carencias del PIB para medir la riqueza de las naciones.

Este fin de semana se lleva a cabo en Brasil el quinto Encuentro Mundial sobre Felicidad Interna Bruta, que propone medir la riqueza de las naciones por el bienestar real de sus ciudadanos y no por el dinero.

En Foz de Iguazú están reunidos no sólo expertos en economía, también psicólogos, antropólogos y sociólogos que intentarán poner en evidencia las carencias del Producto Interno Bruto (PIB), el índice utilizado tradicionalmente para medir la riqueza de las naciones.

"El PIB no sirve más. Mide la guerra, los desastres y los accidentes. Necesitamos una alternativa que incluya el desarrollo sostenible y el bienestar de la gente", dijo a la agencia de noticias EFE la psicóloga estadounidense Suzan Andrews, coordinadora del Instituto Visión a Futuro de Brasil y ponente en el encuentro.

El evento -que finaliza el próximo lunes- dio inicio ante la presencia del primer ministro de Bután, Lyongpo Jigme Thinley, y el ministro de Medio Ambiente de Sao Paulo, Eduardo Jorge.

Cuestionamientos al PIB

Ésta no es la primera ocasión en que el método tradicional de medición de riqueza de los países ha sido cuestionado.

Hace unas semanas el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy formó un "Comité para medir el rendimiento económico y progreso social", dirigido por los premios Nobel Joseph Stiglitz y Amartya Sen, orientado a buscar resultados prácticos en bienestar social.

Vea también: Ya no basta con crecer

También el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, aseguró que habría que buscar una nueva forma de medir la economía, tras el anuncio de que su país había entrado oficialmente en recesión.

En Naciones Unidas se creó el Índice de Desarrollo Humano (IDH) como un instrumento para clasificar a los países con criterios no meramente económicos y tener en cuenta cuestiones como educación, salud o condiciones de vida digna.

Y una ONG británica, la New Economics Foundation, creó el Índice del Planeta Feliz (HPI por sus siglas en inglés), que destaca que los países "más felices" no son necesariamente los más ricos.

"No estamos diciendo que la gente que vive en estos países es la más feliz del mundo. Lo que hace el índice es medir la eficiencia ecológica que permitiría tener vidas prolongadas y felices para todos los ciudadanos", dijo el investigador Saamah Abdallah, primer autor del informe, en una entrevista con BBC Mundo.

Lea también: Costa Rica, el país más feliz

El FIB y Bután

Image caption El ministro del Medio Ambiente de Sao Paulo se reunió con economistas, psicólogos, antropólogos y sociólogos.

El Índice de Felicidad Interna Bruta es un indicador desarrollado -y puesto en práctica- en Bután partir del concepto elaborado en 1972 por el entonces rey Jigme Sngya Wangchuck, con 73 variables que miden el bienestar y la satisfacción con la vida de sus habitantes.

El actual primer ministro de ese país está presente en Foz de Iguazú para explicar cómo en su país introdujo la FIB en la Constitución democrática, recientemente aprobada.

"Cada programa, cada política o proyecto debe tener ahora algún valor en FIB", dijo Thinley, que también destacó que eso se plasma en medidas como tener un Ministerio del Bienestar Psicológico.

"Necesitamos redefinir qué es la prosperidad (...) La felicidad es algo muy serio", concluyó.

Bután, situado en la cordillera del Himalaya con 700.000 habitantes, ocupa el octavo lugar en una escala de 0 a 10 de la Base de Datos Mundial de la Felicidad.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.