¿Qué hay en un nombre? ¡dinero!

Nombres
Image caption Calvin Gosz descubrió que podía vender los derechos de su nombre, pero no fue el primero.

Si tienes 19 años y no encuentras trabajo, en Estados Unidos al menos, no eres el único. Deberás tener mucho emprendimiento para descubrir una forma de hacer dinero.

Un joven de Wisconsin, cansado de enviar currículos, concibió una idea original: poner su nombre a subasta en el portal eBay en internet.

Ahora, la familia y los amigos de Calvin Gosz deberán acostumbrarse a que todo nuevo conocido lo llame Verkkokauppa Com, el nombre de la empresa finlandesa que estuvo dispuesta a pagarle los US$5.000 que pedía a cambio de una oportunidad publicitaria.

Con el dinero ya en su cuenta, Gosz debe iniciar todavía el proceso legal para transformarse en Com.

Verkkokauppa.Com es el nombre de una tienda de productos electrónicos, que significa algo así como "Compre Online".

Gosz -o deberíamos quizá decir Com- contó a la BBC cómo surgió este negocio.

"Se me ocurrió hace no mucho tiempo, y puse el nombre a remate en eBay. La compañía me contactó y dijeron que estaban interesados", explicó.

No fue la única oferta, aseguró. Sin embargo, el equipo de Verkkokauppa lo convenció.

"Me dieron los US$5.000 que pedía y prometieron otros US$5.000 si lograba mucha publicidad con este tema. Me han tratado muy bien", dijo.

El poder de una buena historia

De forma que Verkkokauppa está contento con el negocio, que espera le sirva para financiar sus estudios, pero ¿por qué una empresa invertiría tanto dinero en algo así?

Mark Borkowski, publicista y autor de La fórmula para la fama, lo explicó a la BBC.

"Es publicidad, es generar una conversación global sobre esta marca en particular", dijo.

"En un mundo lleno de gente, donde las empresas están desesperadas por nuevas formas de hacer publicidad, aquí hay una oportunidad para una tienda de productos electrónicos y una muy buena salida para este joven creativo que quería hacerse algo de dinero con su idea", agregó.

De todas formas, al ser una empresa finlandesa, podría suponerse que a su público objetivo le importa poco qué hace o deja de hacer un adolescente en Wisconsin, EE.UU.

"Bueno, no, porque hay una buena historia en el fondo. Este chico puso a subasta los derechos a su nombre. Si el Servicio Mundial de la BBC se ocupa de esto, cómo será en Finlandia. Recordemos además que estamos llegando a la temporada de Navidad, de forma que parece haber un método en la locura de ambas partes", indicó Borkowski.

"No es algo único. Pero la mejor idea puede ser una idea robada", siguió. El experto recordó que algunas actrices de los primeros tiempos de Hollywood adoptaron el nombre de su restorán favorito, y que durante la época que imperó la Ley Seca en EE.UU., una compañía de cerveza persuadió a un caballero para que se cambiara el nombre a Alco Hall, que en inglés suena como alcohol.

Según Borkowski, estas formas de hacer publicidad valiéndose de internet plantean nuevos desafíos a las agencias del sector, que deben buscar "historias reales y transparentes" para conectar mejor con los consumidores.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.