Mueren más de 125 ballenas en N. Zelanda

Intento de rescate de ballenas en Nueva Zelanda
Image caption Turistas y voluntarios lograron devolver al mar con vida a 42 cetáceos.

Unas 126 ballenas murieron asfixiadas este fin de semana tras quedar varadas en las costas de Nueva Zelanda, informaron las autoridades.

En Nelson, un pueblo turístico de la isla sur del país, 105 ballenas piloto de aleta larga murieron al quedar encalladas en la arena, mientras que otras 21 fallecieron en la costa este de la isla norte.

Hans Stoffregen, portavoz del Departamento de Medio Ambiente neozelandés, explicó que no pudieron salvar a ninguno de los cetáceos de la isla sur.

Al parecer decidieron sacrificarlos para no prolongar su agonía.

"Estaban en mala posición. Cuando llegamos, ya habían muerto dos terceras partes de ellas. Al resto tuvimos que sacrificarlas", dijo Stoffregen.

Rescate

Image caption Hasta ahora los científicos no han podido averiguar por qué las ballenas quedan encalladas.

Las 21 ballenas fallecidas en la isla norte formaban parte de un grupo de 63.

Turistas y voluntarios lograron devolver al mar con vida a 42 cetáceos.

Otra ballena muerta fue vista el lunes en otra playa de la isla norte, adonde había llegado arrastrada por la corriente.

Hasta ahora los científicos no han podido averiguar por qué las ballenas quedan encalladas.

Barajan la posibilidad de que acudan a la costa atraídas por los sonares de grandes buques o que sigan a un líder enfermo y desorientado.

Contenido relacionado