Venezuela: en vigor recortes energéticos

Panorámica de Caracas.
Image caption Caracas comienza a oscurecerse por recortes en el suministro eléctrico.

El impacto de los recortes energéticos implementados por el gobierno venezolano comenzó a sentirse este lunes, cuando el comercio empezó a retornar a la normalidad después del asueto navideño, y entró en vigor la restricción en el horario de centros comerciales.

El pasado 23 de diciembre, el recientemente creado ministerio de Electricidad emitió una resolución en la que ordenó reducir el uso de electricidad en vallas luminosas, centros comerciales y salas de bingo y casino a partir del mes de enero.

Los centros comerciales –algunos de los cuales operaban en horarios regulares de 10am a hasta las 10pm, pero cuyos restaurantes y cines permanecían abiertos hasta más tarde– están limitados a un horario que va de las 11am a las 9pm como tope, a menos que cuenten con plantas generadoras eléctricas propias que les otorguen independencia del surtido nacional.

Así el gobierno aspira a obtener un ahorro significativo en la demanda eléctrica, que tiene saturadas las redes en momentos en que el principal generador de energía del país, la represa de Guri (central hidroeléctrica ubicada en el sur), enfrenta problemas por bajos niveles de agua provocados por el fenómeno de El Niño.

Críticos consideran que la crisis de electricidad, que se manifestó el año pasado en numerosos cortes de energía en todo el territorio nacional, se debe a la falta de atención y de inversiones en el sector, que no creció a la misma velocidad que la demanda.

El ministro de Electricidad, Ángel Rodríguez, declaró este lunes al canal oficial Venezolana de Televisión que las restricciones se mantendrán hasta el mes de mayo, "siempre y cuando llueva". El ministro señaló que el déficit en la oferta eléctrica es de 1.524 megavatios, equivalente a poco más del 10% del consumo total de acuerdo con cifras de la semana pasada.

Afectados

Pero la medida no es popular entre comerciantes ni usuarios de los centros comerciales. Los primeros se quejan de los efectos que tendrá sobre su economía, mientras que los segundos se preguntan qué opciones de entretenimiento les quedan, en una ciudad donde muchos optan por restaurantes y cines ubicados en los malls para evitar un problema de delincuencia que hace de Caracas una de las capitales más peligrosas del mundo, de acuerdo con algunos estudios.

Algunos centros comerciales –cuyos portavoces se mostraron este lunes renuentes a hablar con la prensa– están intentando negociar una flexibilización con el gobierno. El portavoz del Tolón Fashion Mall, ubicado en el este de Caracas, le dijo a un medio local que el ahorro que se produce en el horario recortado es mínimo, mientras que el Centro Comercial Propatria, en el oeste de la ciudad, publicó un comunicado solicitando al Ejecutivo que tome en cuenta el servicio público que presta, dado que en sus instalaciones operan farmacias, bancos, oficinas públicas de recaudación de impuestos y hasta centros comunitarios.

"Es la manera en que el gobierno ve toda la economía. En vez de aumentar la capacidad de producción, la respuesta es reducir el consumo (…) Habrá una pila de negocios que se quebrarán. Por ahí no la van a poder solucionar, es un cuero seco que busca evitar el descontento (por los cortes de luz) y va a generar otros", le dijo a BBC Mundo el economista del Instituto de Altos Estudios Superiores de Administración (IESA) Miguel Ángel Santos, desde la perspectiva crítica.

No es "castigo"

"La idea del gobierno no es castigar al sector comercial, sino que obligatoriamente, dado el desbalance entre oferta y demanda, tienes que reducir los niveles de demanda en las horas pico. O tú tomas medidas previsivas de ahorro o igualmente el sistema se cae por insuficiencia", le dijo a BBC Mundo el asesor de la Asamblea Nacional en materia energética, Fernando Travieso.

Travieso manifestó que "habrá que hacer estudios en casos específicos", con miras a la posibilidad de flexibilizar los horarios para las tiendas prestadoras de servicios clave. "Yo me imagino que a medida que se vaya aprendiendo se harán las modificaciones que se requieran", indicó.

También señaló que habrá un plan de inversiones que tome en cuenta, además, planes oficiales para estimular la inversión en el sector productor y de comercio, lo cual traerá consigo más demanda eléctrica.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.