Última actualización: lunes, 11 de enero de 2010 - 21:51 GMT

Argentina: el gobierno deberá esperar

Martín Redrado.

Martín Redrado continuará al frente del Banco Central, y las reservas federales no podrán ser tocadas.

Una jueza le quitó el carácter de "urgente" a una apelación de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien busca destituir al presidente del Banco Central.

La Justicia argentina decidió el lunes convertir en "ordinaria" la presentación realizada por el gobierno, para apelar los fallos que establecieron congelar el uso de reservas del Banco Central de la República (BCRA) para el pago de la deuda pública y mantener en su puesto al presidente de esta entidad, Martín Redrado.

La jueza María José Sarmiento, quien había establecido estas medidas días atrás, consideró que la apelación impulsada por la mandataria Cristina Fernández de Kirchner debía seguir la vía de una causa común, y le quitó el carácter de "urgente" que se promovía desde el Poder Ejecutivo.

La magistrada aceptó, así, un pedido formulado por un diputado de la oposición, que le permitirá tomarse el tiempo que considere necesario para decidir en la causa en lugar de tener que hacerlo en 48 horas.

Pero, además, el cambio formal implica que, hasta que la jueza emita su fallo, las cosas siguen como hasta ahora: Martín Redrado continuará al frente del BCRA y las reservas federales -que dispararon el conflicto entre la entidad monetaria y el gobierno- no podrán ser tocadas.

Fallos y apelaciones

Analistas consultados por BBC Mundo leyeron la decisión como un "revés" para el gobierno y, en particular, como un capítulo más en la crisis institucional que sacude a Argentina en estos días.

Redrado se había opuesto a esta medida, por considerar que los fondos federales debían conservarse como respaldo del peso argentino y que el decreto presidencial suponía una injerencia en la autonomía del organismo financiero.

La mandataria Fernández había emitido la semana pasada un decreto de necesidad y urgencia (DNU) con el que decidió remover de su cargo al presidente del Banco, Martín Redrado, por una disputa sobre el uso de unos US$6.500 millones de las reservas federales.

Fernández había ordenado la transferencia de este dinero para el llamado Fondo del Bicentenario, que planeaba utilizar para pagar los vencimientos de deuda pública en 2010 a organismos internacionales y tenedores privados.

Redrado se había opuesto a esta medida, por considerar que los fondos federales debían conservarse como respaldo del peso argentino y que el decreto presidencial suponía una injerencia en la autonomía del organismo financiero.

La disputa terminó en la dimisión obligada del economista, quien sin embargo apeló la medida y logró un fallo favorable de la jueza Sarmiento. El viernes pasado, Redrado volvió a ocupar su despacho en el Central, donde permanecerá ahora hasta que la Justicia dé cauce a la contra-apelación gubernamental, presentada el sábado.

Reservas congeladas

El mismo viernes, la magistrada había ordenado también congelar el uso de las reservas federales que desataron la polémica, que por ahora no podrán ser transferidas al Fondo del Bicentenario.

La magistrada publicó su más reciente resolución en la página de Internet del Centro de Información Judicial (CIJ). Según ésta, los analistas en temas jurídicos anticipan que las definiciones sobre Redrado y las reservas se dilatarán al menos una semana.

El titular del Central anticipó que seguirá trabajando en la entidad y "cuidando y protegiendo las reservas que son de todos los argentinos".

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Por su parte, la presidenta Fernández denunció lo que considera una conspiración contra su gobierno y una "maniobra política, mediática y judicial".

"La Argentina necesita imperiosamente salir del default para que las empresas puedan conseguir financiamiento más barato en el mundo… Este es el objetivo de esta presidenta al crear este Fondo y sé que algunos quieren que sigamos tomando deuda a tasas mayores", declaró Fernández, durante un acto público en la ciudad de Buenos Aires.

La mandataria fustigó a la oposición por poner ""palos en la rueda obstruyendo la gestión de gobierno", según expresó.

Para los observadores en Argentina, la pelea por las reservas ya ha ido más allá de la órbita de las financias e incluso de la política, generando lo que se ha calificado de "crisis institucional".

Según expresó a BBC Mundo el analista Osvaldo Cado, de la consultora Prefinex, la disputa de fondo tiene que ver con la necesidad urgente del gobierno de conseguir dinero para el pago de los vencimientos de deuda de este año.

"El debate de fondo debería ser el recorte del creciente gasto público, que ha ido en aumento y que ahora obliga a buscar ese dinero en las reservas del Banco Central", opinó el experto en finanzas.

clic Análisis: La pesada sombra de la deuda

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.