¿Obeso? Pague más por volar

Obeso
Image caption ¿Lógica o discriminación?

Un anuncio de la aerolínea Air France-KLM de cobrar un sobreprecio a clientes obesos cuyo tamaño exceda un asiento de avión en vuelos completos comenzó a generar reacciones de asombro y rechazo en Francia.

La aerolínea adujo que la "seguridad" es la principal razón por la cual algunas personas deberán pagar por dos asientos para viajar en vuelos llenos.

Medidas similares han sido aplicadas en otras partes, pero en Francia, un país orgulloso de su dieta y su sistema de salud, el anuncio ha sorprendido a miembros del gobierno y de grupos contra la obesidad.

"Nunca pensé que en Francia fuera a pasar algo así", dijo Anne-Sophie Joly, presidenta de la agrupación nacional de organizaciones contra la obesidad, CNAO por sus siglas en francés, en diálogo con BBC Mundo.

Participe: ¿Deberían pagar más las personas obesas en los aviones?

"Problemas para evacuar"

Un portavoz de Air France, Cedric Leurquin, sostuvo que la política de la aerolínea "tiene un aspecto de seguridad y también de comodidad para los pasajeros" que viajan en cabina económica.

"El principal aspecto es que cada pasajero sea independiente y pueda evacuar el avión en caso de necesidad", dijo Leurquin a BBC Mundo. "Si el pasajero no entra en un solo asiento, va a provocar problemas para evacuar".

En medio de la creciente polémica, Air France emitió este miércoles un comunicado negando que vaya a obligar a las personas de "gran corpulencia" a pagar un segundo asiento de avión.

El texto indicó que desde el 1º de febrero Air France devolverá a esas personas el precio cobrado por un segundo asiento, pero sólo si el vuelo tiene sitios libres.

Leurquin explicó que, para vuelos completos, la tarifa que se aplica a una persona corpulenta por ocupar un segundo asiento contiguo es 75% superior al precio de un billete normal.

Si la persona se niega a pagar por el segundo asiento, podría impedírsele viajar en el vuelo.

"Si el asiento al lado de esa persona está ocupado por otro pasajero, hay consecuencias en la comodidad de este pasajero y en la seguridad, entonces será decisión del capitán si niega o acepta a esa persona", dijo Leurquin.

"Me choca"

La secretaria francesa de Estado para la Familia, Nadine Morano, expresó este miércoles su asombro ante el anuncio de Air France.

"Me choca porque hay gente que sufre de una enfermedad que se encuentra en esta situación (de obesidad)", dijo Morano a la emisora francesa RMC.

Joly, por su parte, dijo que si Air France-KLM quiere garantizar la seguridad de sus viajeros, en lugar de cobrar más a los obesos debería "agrandar un poco los asientos".

"La población ha crecido, engordado, evolucionado, salvo los asientos de avión, que tienen una tendencia a reducirse", comentó.

A su juicio, "es imposible querer cobrar más a los obesos por un asiento suplementario, porque eso abre la puerta a cualquier cosa".

Dos plazas

La idea de cobrar a los pasajeros obesos por dos asientos de avión ya ha sido manejada o aplicada en otros países.

En Estados Unidos, compañías como US Airways, Southwest Airlines o Continental Airlines han establecido políticas para definir cuándo un cliente debe pagar por más espacio en un vuelo.

United Airlines se sumó a la lista el año pasado, al decidir cobrar dos pasajes a las personas obesas que viajen en clase turista en vuelos llenos. En este caso, el argumento esgrimido por la empresa fueron las quejas de otros clientes.

Sin embargo, en otros lugares surgieron obstáculos para que se aplicara la iniciativa.

La aerolínea irlandesa Ryanair renunció el año pasado a un plan de aplicar una "tasa para obesos" al entender que eso podría causar problemas operativos en la venta de pasajes en línea y en el embarque de vuelos.

En Canadá, la Corte Suprema de Justicia determinó en 2008 que las aerolíneas deberían dar dos plazas por el precio de una a las personas obesas o discapacitadas que tuvieran problemas para entrar en un asiento.

Joly dijo que la CNAO ha decidido emprender acciones contra la política de Air France-KLM y que la información ya fue transmitida a responsables de la comisión de Asuntos Sociales del Parlamento europeo.

"No nos vamos a quedar aquí, eso es seguro", dijo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.