Todos pendientes del discurso de Obama

Barack Obama
Image caption Es el primer discurso del Estado de la Unión de Obama.

Con menos del 50% de aprobación popular, una economía en plena recesión y una población cada vez más pesimista acerca del futuro, Barack Obama se dirige a la nación este miércoles para convencer a los votantes de que tiene un plan concreto y viable para sacar adelante al país.

En su primer discurso del Estado de la Unión, donde el presidente desde el Capitolio da su discurso a una sesión conjunta del Congreso y ante la Corte Suprema, Obama se enfoca en la economía como tema central para reanimar a su base política y buscar el apoyo de los votantes desilusionados con su gestión de gobierno.

Y para convencer a un país cansado de recesión, desempleo y polarización política, Obama tiene que dar un discurso que reconozca las dificultades de su primer año en la Casa Blanca y que a la vez inspire a la población para asumir con optimismo los grandes retos.

"Este es un discurso muy importante, porque es la única vez al año que millones de votantes interrumpen sus rutinas para fijarse en lo que dice el presidente", le explicó a BBC Mundo Robert Lehrman, profesor de la American University.

Según Lehrman lo que diga el presidente y cómo lo diga puede incluso afectar las encuestas y mejorar (o empeorar) las posibilidades de implementar su agenda.

"Lo primero que tiene que hacer Obama es reconocer que existe descontento con su gestión, que hay gente enojada, y que no se ha logrado el cambio y el progreso que el prometió", le dijo Lehrman a BBC Mundo.

Batalla de menciones

Lo segundo que tiene que hacer, es asegurarle al país que "va a luchar con fuerza para implementar la agenda que respaldaron los votantes que lo llevaron a la Casa Blanca. Obama tiene que delinear lo que ya ha hecho y explicar en qué se va a concentrar como prioridad", señaló Lehrman.

Para lograr este objetivo, la Casa Blanca ya lleva semanas trabajando en los detalles del discurso, anotó Lehrman, quien trabajó como escritor de discursos durante la administración de Bill Clinton.

"Cuando se prepara una alocución como esta, el personal de la Casa Blanca se asesora con expertos, monitorean encuestas y consultan con grupos ciudadanos" para preparar el tono y los temas antes de presentar un borrador que el presidente revisará, e incluso ensayará.

La preparación de esta clase de discurso por lo general desata un tipo de batalla interna en que todos compiten para que el presidente utilice la frase que ellos han sugerido, o el tema que buscan promover.

"Cuando yo trabajaba en la Casa Blanca nos llegaban un montón de llamadas de todos los que querían que el presidente mencionara su programa. Por ejemplo, si el Secretario de Energía quiere promover la energía solar, entonces llamaría para presionar a los que manejan el discurso que incluyan aunque sea una mención del tema", relató Lehrman.

"Por eso los discursos son tan largos", agregó.

La economía

Vanessa Cárdenas, del Center for American Progress (Centro para el Progreso Estadounidense), el discurso de Obama debe enfocarse en la economía y motivar a la clase media que ha sido severamente afectada por el alto nivel de desempleo, la crisis en la salud y el colapso del sector de la vivienda.

Image caption La economía es tema clave.

Obama debe mostrar simpatía por el "dolor económico" que están pasando millones de familias y resaltar sus planes para la creación de empleo, la reforma de la salud, y la reducción del déficit, le dijo Cárdenas a BBC Mundo.

"Tiene que mandar un mensaje a los trabajadores de que estas medidas toman tiempo, porque la gente está perdiendo la esperanza", indicó.

Pero su discurso también debe enviar un mensaje a los legisladores, tanto demócratas como republicanos, que al final serán los encargados de implementar o bloquear su agenda.

"Él tiene que recordarle a los demócratas que están en el poder, que tienen control de ambas cámaras del Congreso y que tienen que ejercer ese poder para realizar los cambios que el país pide", opinó Cárdenas.

Y si esos cambios no se logran, es muy probable que en las elecciones legislativas de este año, los votantes se rebelen contra los demócratas como lo han hecho en Massachusetts, Virginia y Nueva Jersey, agregó.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.