Todos contra Toyota

Toyota Prius
Image caption Varias firmas de Estados Unidos buscan aprovecharse de los problemas de Toyota para quitarle clientes.

Ignorando el consejo de que no hay que hacer leña del árbol caído, las automotrices de Estados Unidos están aprovechando el mal momento que vive la japonesa Toyota para quitarle clientes. Y al parecer la estrategia está dando resultados.

Apenas se conocieron los primeros problemas de Toyota a principios de enero, muchas marcas pusieron en marcha un plan de incentivos para que los propietarios de los autos japoneses, tuvieran o no defectos, acudieran a sus puntos de venta para intercambiarlos ofreciendo descuentos.

Ford y General Motors ofrecen desde descuentos de US$1.000 dólares al cambiar algún modelo de Toyota o su subsidiaria de autos de lujo Lexus, hasta planes especiales de 60 meses sin intereses.

Lea: Accionistas de EE.UU. demandan a Toyota

“Seguridad y alta calidad en sus transportes en un pedido razonable de cualquier cliente. Queremos darle la tranquilidad a nuestros clientes de que todos nuestros vehículos son seguros”, explicó Susan Docherty, jefa de ventas y mercadeo de General Motors, al razonar la estrategia comercial.

En enero, Ford y General Motors superaron en ventas a Toyota, que registró una caída de 16%, tras suspender la comercialización de 8 de sus modelos más populares.

Ventas por flotas

Sin embargo, la recuperación podría deberse al cese de ventas forzado de Toyota, pues los planes de incentivo entraron en vigencia a finales de enero y durarán todo el mes de febrero.

Según los especialistas del sector, uno de los puntos que benefició a las empresas estadounidenses en enero fue la renovación de flotas de autos, sobre todo por parte de compañías de alquiler de vehículos.

Debido a la crisis económica esas flotas suelen tener más antigüedad que en años recientes, por lo que muchas empresas aprovecharon para renovarlas al verse forzadas a sacar los modelos Toyota de sus garages.

Como para que quede claro que el asunto “no es personal”, Ford extendió sus ofertas para cualquiera que quiera cambiar un Honda, la otra marca japonesa que les disputa el mercado.

Por cierto que Honda no empleó la estrategia de atraer a los clientes de Toyota, y en enero su participación en el mercado cayó en un 5%.

Se espera que las ventas de Toyota sufran el impacto de los problemas de seguridad hasta marzo al menos, dependiendo de cuán rápido se acometan las reparaciones, las técnicas a los carros y las necesarias a la confianza del consumidor.

Beneficios del invierno

Image caption Cientos de miles de autos Prius necesitan un arreglo al sistema de frenos.

Al menos el clima está dando un respiro a la atribulada automotriz japonesa. Sus representantes tenían que responder este miércoles sobre el tema a un comité del Congreso.

Por la nevada que ha paralizado las actividades gubernamentales en Washington la comparecencia ha sido pospuesta, lo que ha dado un poco más de tiempo a los asesores de Toyota de poner a punto la estrategia para su defensa.

Se trata de la mayor investigación parlamentaria en el sector de autos desde que en el 2000 Ford Motors tuvo que explicar los accidentes por volcamiento ocurridos con la camioneta Ford Explorer.

Y mientras Ford trata de sacar ventaja del momento y recuperar parte del mercado que han perdido frente a la japonesa en los últimos años, Toyota trata de sacar lecciones de cómo Ford manejó aquella seria crisis de imagen.

Lea: Toyota admite falla en frenos del Prius

Amigos en la colina

Expertos en “control de daños” estiman que la mejor estrategia que puede poner en marcha Toyota es una de honestidad y apertura total que vaya conjunta con las disculpas al público.

“También necesitan lograr que los “amigos de la colina” (el Congreso) les den una ayuda y que se muestren comprensivos con sus problemas” aseguro a BBC Mundo, un miembro de equipo de un senador que pidió mantenerse en el anonimato por no estar autorizado a declarar sobre el tema.

En el pasado Toyota ha contado con el apoyo de parlamentarios de Texas, Missouri, Indiana, Kentucky, Alabama, Virginia Oeste y Missisipi, estados donde sus operaciones son importantes fuentes de empleo.

Los 34.000 empleos directos y los 164.000 empleos indirectos que genera serán el argumento central de la estrategia de cabildeo, dijeron esperar a BBC Mundo asesores de los parlamentarios.

Después de las audiencias con los representantes, el Comité de Comercio, Ciencia y Transporte del Senado citará a los representantes de la empresa.

Lea también: Imagen de Toyota en "trizas"

Campaña televisada

En el 2008 Toyota invirtió unos US$4 millones en labores de cabildeo, pero para la coyuntura ha contratado varios abogados y expertos en relaciones públicas para controlar el daño que está sufriendo la imagen de la marca.

Mientras tanto este fin de semana puso al aire en todos los canales importantes de la televisión estadounidense una agresiva campaña publicitaria para recuperar su reputación.

Como no hay autos que vender en sus concesionarios, la empresa recurrió al reforzamiento de la marca, usando una cálida voz y una apacible música, mientras se muestran imágenes de líneas de ensamblaje y felices usuarios de autos Toyota.

“Estamos trabajando incansablemente para asegurar que fabricamos autos de la más alta calidad, para recuperar su fe en nuestra compañía”, recuerda la voz a los televidentes.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.