Obama: comisión de responsabilidad fiscal por decreto

Barack Obama
Image caption Obama esperaba que fuera el Congreso el que creara la comisión sobre responsabilidad fiscal.

El presidente estadounidense, Barack Obama, pasó por encima de la negativa del Congreso y decidió crear una comisión bipartidista para que estudie qué hacer para reducir el gigantesco déficit fiscal que acumula Estados Unidos.

La mañana del jueves el mandatario firmó una orden ejecutiva creando la Comisión Nacional para la Reforma y Responsabilidad Fiscal, para "tratar de restaurar la razón en el debate fiscal", dijo el presidente, aunque reconoció que los problemas no se resolverán "de un día para otro".

"Sin acción, el peso acumulado de ese déficit estructural, de una deuda en permanente crecimiento, va a paralizar nuestra economía, va a nublar nuestro futuro e impondrá a cada niño estadounidense un peso intolerable", afirmó Obama en unas breves palabras antes de firmar el decreto.

El presidente recordó que cuando llegó a la Casa Blanca recibió el país con un gran déficit, que se vio aumentado por los problemas económicos que también heredó.

"Cuando entré por la puerta de la Casa Blanca, nuestro gobierno estaba gastando el 25% del PIB (Producto Interior Bruto) pero ingresando solo el 16% del PIB" explicó Obama, quien aseguró que se trata de diseñar políticas para eventualmente reducir el déficit hasta un 3% del PIB.

En la actualidad el déficit en las cuentas públicas estadounidenses para 2010 está proyectado en US$1,35 billones, y equivale a cerca a 10% del PIB, el mayor de los últimos 60 años.

El déficit creció en el 2009 debido a la recesión, que redujo el ingreso vía impuestos, aumentó los gastos en programas sociales, como pagos por desempleo o ayudas alimentarias, y el gasto de más de US$860.000 millones en el llamado Paquete de Estímulo económico y los US$700.000 millones en auxilios bancarios de finales del 2008.

Bipartidismo debilitado

Las cabezas de la comisión son el ex jefe de personal de la Casa Blanca, Erskine Bowles y el ex senador republicano, Alan Simpson, quienes hacia finales de año deberán presentar un informe final con las sugerencias al ejecutivo y el legislativo.

El grupo estará integrado por 18 personas, de las cuales el presidente nombrará a otras cuatro, mientras que el resto serán seleccionadas por líderes de ambos partidos.

Obama esperaba que fuera el Congreso el que creara la comisión, como manera de garantizar el apoyo y el compromiso político de los dos grandes partidos a las conclusiones a las que se llegara.

Pero como las sugerencias que posiblemente ofrezcan los comisionados tienen el potencial de ser medidas impopulares, porque recortarían gastos y subsidios y podrían implicar aumentos de impuestos, los legisladores rechazaron la idea.

Al parecer los congresistas, tanto republicanos como demócratas, no creyeron oportuno considerar esas sugerencias antes de noviembre, cuando están previstas las elecciones de medio término para renovar la Cámara de Representantes y parte del Senado.

Sin embargo, el déficit y el desempleo son las dos mayores preocupaciones que tienen los estadounidenses, de acuerdo con los sondeos de opinión.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.