General Motors llama a revisión 1,3 millones de vehículos

Chevrolet Cobalt
Image caption GM dice que los vehículos llamados a revisión aún pueden ser "controlados de manera segura".

La fabricante de automóviles General Motors (GM) llamará a revisión a 1,3 millones de vehículos en América del Norte debido a un problema registrado en la dirección asistida de algunos de sus modelos.

El llamado a revisión busca resolver la falla detectada en algunos de los vehículos vendidos en la región.

GM indicó que los modelos afectados son el Chevrolet Cobalt del año 2005 a 2010, el Pontiac G5 del año 2007 a 2010, el Pontiac Pursuit de los años 2005 y 2006 –que se comercializa en Canadá- y el Pontiac G4 de 2005 y 2006, que se vende en México.

El gigante automotriz de Estados Unidos señaló que los vehículos afectados "podrían requerir un mayor esfuerzo en la dirección" pero aseguró que éstos aún pueden ser "controlados de manera segura".

La falla ha sido relacionada con 14 choques y un herido.

GM y Toyota

GM responsabilizó del problema registrado a un proveedor que es de propiedad parcial de la automotriz japonesa Toyota.

El vicepresidente de GM, Bob Lutz, le dijo a la BBC en el Salón del Automóvil de Ginebra que "éste es un caso donde, sí, responsabilizaríamos a un proveedor que es de propiedad parcial de Toyota".

Según Lutz, el proveedor no había cumplido con "todos los requerimientos de confiabilidad y durabilidad".

"Así que tendremos que ver quién asume la responsabilidad financiera", agregó, "pero éste es un riesgo que a veces se toma cuando compras un sistema completo de un solo proveedor".

Según el periodista de la BBC en Ginebra Jorn Madslien, la disposición de GM de pasar la pelota podría dañar aún más la imagen de Toyota o por el contrario, les podría salir el tiro por la culata al tiempo que el asunto se convierte en una disputa que podría involucrar a los gobiernos de Estados Unidos y de Japón, así como sus amplios grupos automotrices.

El llamado a revisión de los modelos de GM se produce mientras Toyota continúa en el proceso de retiro de más de 8 millones de sus automóviles en todo el mundo luego de registrar problemas con la aceleración y el sistema de freno de algunos de sus vehículos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.