Portugueses se paran por plan de austeridad

Decenas de miles de funcionarios públicos, desde maestros y médicos hasta trabajadores de alcaldías, se quedaron en casa este jueves en señal de protesta por el congelamiento de sueldos.

Image caption Miles de funcionarios públicos protestaron por el congelamiento de sueldos.

La Federación Nacional de Sindicatos de la Función Pública (FNSFP) estimó que hubo un 80% de adhesión a la huelga con una participación de unos 300.000 funcionarios.

"En muchos hospitales y centros de salud únicamente hubo servicios mínimos, con lo cual se cerraron consultorios externos y quirófanos", señaló al Diario de Noticias, la portavoz de FNSFP, Ana Avoila.

"Vamos a ver ahora si el gobierno cambia su postura de negociaciones", agregó. "El gobierno no podrá mantenerse indiferente".

Sin embargo, el gobierno socialista del primer ministro José Sócrates estimó que la cifra real de participación en el paro fue de 13%.

"Las cifras muestran que la mayoría de los funcionarios públicos aceptaron el mensaje de realismo y responsabilidad", señaló Gonçalo Castilho, el secretario de estado para administración pública, según la agencia Reuters.

"El gobierno no sabe cuál es la fuente de la información que los sindicatos están usando para sus cifras", agregó.

Lea: Sindicatos de Europa en pie contra la austeridad

Proponen congelar sueldos

El gobierno portugués recientemente propuso congelar los sueldos del sector público para hacer frente al abultado déficit público con medidas similares a las que se están planteando en Grecia, cuyo endeudamiento es todavía aún más grande.

Los mercados financieros no le prestaron mucha atención a los acontecimientos en Portugal, pero el presidente Aníbal Cavaco Silva señaló que considera injusto equiparar el caso de Portugal y España a los problemas de deuda de Grecia.

"Algunas agencias de rating, algunos analistas internacionales y algunos diarios económicos han cometido graves errores de análisis estas últimas semanas. Deberían concentrar su atención en los indicadores objetivos de las economías de Portugal y de España, que son muy distintos de los de Grecia. Es un error meter a los tres países en un mismo saco", señaló Cavaco Silva, en declaraciones al diario español La Vanguardia.

La huelga portuguesa se llevó a cabo tras protestas similares en España y Grecia.

El gobierno de Grecia anunció el miércoles un nuevo paquete de medidas que le permitirán ahorrar US$6.500 millones y aliviar su crisis presupuestaria.

Análisis: Grecia: río revuelto, ganancia de tiburones

Portugal se está recuperando de uno de sus peores bajones económicos en varias décadas y el desempleo que ronda el 10% es el más elevado en 25 años.

El gobierno comenzó a preparar un plan a largo plazo para recortar el déficit presupuestario por debajo del 3% para 2013. El año pasado el déficit alcanzó el 9,3% del Producto Interno Bruto.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.