Aumentan las exportaciones de China

Trabajador chino en el puerto de Tianjin
Image caption A China se le acusa de mantener su moneda artificialmente baja para beneficiar sus exportaciones.

Las exportaciones chinas crecieron 45,7% en febrero en comparación con el mismo mes del año pasado, lo que incrementa las expectativas sobre una fuerte recuperación en el comercio mundial.

La Administración General de Aduanas de China informó que las exportaciones del gigante asiático se ubicaron en cerca de US$95.000 millones.

Ésta es una señal de que el aumento fue más alto de lo esperado por los analistas, quienes habían calculado un alza de entre 35% y 40% en las exportaciones.

Los indicadores podrían poner más presión sobre el gobierno chino para que aumente el valor del yuan, moneda que -según Estados Unidos- está sobrevaluada.

Las cifras de comercio chinas fueron dadas a conocer pocas horas antes de que Estados Unidos anuncie medidas para incrementar sus exportaciones.

Importaciones

Las importaciones chinas también se elevaron con fuerza, al alcanzar US$86.910 millones, es decir, registraron un incremento de 44,7% el mes pasado.

El crecimiento en las importaciones responde a la ayuda derivada de la política de estímulo económico implementada por el gobierno.

Según el corresponsal de la BBC en Pekín Michael Bristow, las últimas cifras anunciadas sobre comercio exterior muestran que el mundo nuevamente está comprando productos chinos.

Pekín ha mantenido el yuan al mismo nivel que el dólar estadounidense por 18 meses, con el fin de impulsar su comercio exterior.

El yuan

Esta medida ha enfurecido a Estados Unidos. Algunos legisladores estadounidenses y grupos industriales aseguran que China está manteniendo artificialmente al yuan a niveles bajos para poder ganar en competitividad comercial frente al dólar.

Por ello, Washington continúa haciendo un llamado al gobierno chino para que permita la libre fluctuación de su moneda y ésta refleje su verdadero valor en el mercado.

Bristow señaló que el aumento en el nivel de las exportaciones podrían incrementar la presión sobre Pekín para que se produzca una apreciación del yuan, lo que provocaría a su vez, que los productos chinos sean más costosos de adquirir.

A pesar de las críticas a la rigidez de la divisa del gigante asiático, el gobernador del Banco Central de China, Zhou Xiaochuan, dijo en fin de semana que el gobierno estaba siendo "muy cauteloso" sobre la flexibilización de los controles en las tasas de cambio porque el panorama económico global aún era incierto.

Contenido relacionado