China rechaza revaluar su moneda

Wen Jiabao, primer ministro chino
Image caption El premier chino aseguró que las tensiones en las relaciones con EE.UU. eran por culpa de Washington.

El primer ministro chino, Wen Jiabao, rechazó las críticas de que China mantiene su moneda subvaluada a fin de impulsar las exportaciones.

Al final de la sesión parlamentaria anual china, Wen dijo que mantener la estabilidad del yuan fue "una importante contribución" a la recuperación global de la crisis económica.

El premier también aseguró que las recientes tensiones en las relaciones con Estados Unidos eran por culpa de Washington, haciendo referencia al reciente acuerdo de venta de armas a Taiwán y una visita del Dalai Lama a la Casa Blanca.

En declaraciones a la prensa en Beijing, Wen negó que la moneda china, el yuan — también conocido como renminbi—, esté infravalorado.

Legisladores estadounidense y grupos de comercio habrían asegurado que el yuan se mantiene hasta 40% por debajo de lo que debería ser su valor frente al dólar estadounidense.

Vea también: Obama pide revaluación de moneda china

"Acusaciones mutuas"

"No creemos que el renminbi esté subvaluado", aseguró Wen este domingo en conferencia de prensa en el Gran Palacio del Pueblo.

"Nos oponemos a las acusaciones mutuas entre países o a tomar medidas extremas para forzar a un país a elevar su tipo de cambio", agregó.

El yuan estaba ligado al dólar hasta 2005 cuando se le permitió aumentar su valor en 20%.

La vinculación se restableció en 2008, cuando la crisis económica global redujo la demanda de productos chinos y las fábricas empezaron a cerrar.

Según el corresponsal de la BBC en Pekín, Michael Bristow, las últimas cifras anunciadas sobre comercio exterior muestran que el mundo nuevamente está comprando productos chinos.

Soberanía "violentada"

Cuando se le preguntó al premier sobre las recientes tensiones en las relaciones con Washington, Wen afirmó que "la responsabilidad por los serios trastornos en la relación Estados Unidos-China no reside del lado chino, sino del lado estadounidense".

En enero, Washington aprobó la venta de armas a Taiwán por un valor de US$6.400 millones. En febrero, el presidente Barack Obama se reunió con el líder espiritual tibetano, el Dalai Lama, en la Casa Blanca.

Ambas acciones habrían "violentado" la soberanía de China, según dijo Wen.

China considera a Taiwán como parte de su territorio, en espera de reunificación.

Contenido relacionado