Tripulaciones de British Airways inician huelga

British Airways
Image caption La huelga en British Airways comenzó el sábado.

Una huelga de tres días convocada por personal de tripulación de la aerolínea British Airways, se inició el sábado después de que se rompieran las negociaciones entre el sindicato Unite y la empresa británica, una de las mayores compañías aéreas del mundo.

La protesta laboral tiene como objetivo detener planes por parte de la gerencia de British Airways para recortar personal de tripulación.

British Airways esperaba ahorrar US$100 millones anuales con la medida, que busca contener la crisis financiera afrontada actualmente por la aerolínea.

Voceros de la firma aseguran tener planes de contingencia para mantener en el aire a cerca de la mitad de sus aviones pese a la huelga, pero no hay claridad acerca de qué tan exitosa pueda ser la medida.

Este sábado, la línea aérea indicó que las medidas implementadas para hacerle frente a la huelga, como el arrendamiento de aviones de reemplazo, marchaban bien.

Largas conversaciones no pudieron evitar la medida de protesta y otro reclamo similar -de cuatro días- ha sido anunciado para el 27 de marzo.

Cancelaciones

El gerente ejecutivo de British Airways, Willie Walsh, tildó la huelga de "profundamente lamentable".

Por su parte, Tony Woodley, secretario general del sindicato que representa al personal de tripulación, declaró que la aerolínea "quiere irse a la guerra" con sus afiliados.

En el Reino Unido algunos miembros de la tripulación de la aerolínea cruzaron los piquetes este sábado durante el primer día de paralización sin embargo, el sindicato dijo que sus miembros le estaban dando un fuerte respaldo a la huelga.

Un total de 1.100 vuelos de British Airways, de los 1.950 programados para operar durante la primera huelga de tres días, serán cancelados.

En Heathrow, el principal aeropuerto de Londres, el 60% de los vuelos de larga distancia estarán en operación.

Sin embargo, los vuelos cortos sólo funcionarán al 30% con la ayuda de aviones alquilados a aerolíneas rivales.

El corresponsal de asuntos económicos de la BBC, Simon Atkinson, advierte que una huelga le cuesta a la empresa decenas de millones de libras esterlinas en gastos adicionales e ingresos perdidos, sin mencionar la pérdida de clientes que dejarán de hacer reservaciones futuras o cancelarán las actuales "por si acaso".

Sin embargo, agrega Atkinson, British Airlines sabe que si resiste la huelga, podría dividir la fuerza laboral de la empresa y recuperar algo de control frente a los sindicatos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.