¿Por qué Google se va de China?

Algunas personas colocaron flores en la sede de Google
Image caption Google deja a 400 millones de internautas chinos sin un buscador local.

Google sigue en China, pero su buscador se fue a Hong Kong. Tras semanas de especulación, el gigante de internet decidió dejar de censurar los resultados de las búsquedas y enfrentarse al gobierno chino. La gran pregunta es ¿por qué Google decidió darle la espalda a los cerca de 400 millones de usuarios de internet de China?

El buscador con sede en California asegura que lo hace en respuesta a los ataques cibernéticos que sufrió en enero y ante un renovado intento "por restringir la libertad de expresión" en territorio chino.

Participe: ¿Google sin límites?

Esta posición representa un giro radical en la estrategia de Google que en 2006 -al ingresar al mercado chino- aseguró que era mejor que los internautas chinos tuvieran un poco de información, así fuera censurada, a no tener nada. Pensaban que era mejor que su negocio tuviera presencia en China aún a costa de obedecer las estrictas reglas del país. La empresa creía que iba a conseguir una gran audiencia en el país asiático, lo que eventualmente propiciaría una mayor apertura de las autoridades hacia la información en la red. Pero nada de esto ocurrió.

Google está lejos de ser el líder de los buscadores en China. Baidú, una empresa local, cuenta con una ventaja de más de 20 puntos porcentuales respecto a su rival estadounidense. Por otro lado, las autoridades de China no han mostrado una mayor apertura hacia internet y continúan bloqueando servicios de Google como Docs, Blogger o YouTube y redes sociales como Facebook y Twitter.

Ganancias mínimas

Image caption Baidú es el buscador líder en China.

Pero además de la censura y la falta de audiencia, China no ha representado un negocio para Google. Se cree que recibe ganancias cercanas a US$500 millones en suelo chino, una pequeña rebanada de ingresos si se considera que a nivel global genera ganancias por cerca de US$23.600 millones.

Sin embargo, a pesar de que su negocio no es tan grande en China, se estima que la decisión del buscador representará pérdidas en el futuro.

De acuerdo con la consultoría Enders Analysis, Google perderá entre 2010 y 2015 entre US$2.000 y US$4.000 millones de ingresos en el mercado chino, lo que podría representar entre 8% y 17% de sus ganancias globales.

Lea también: Cinco países donde Google no es el líder

La empresa estadounidense anunció que mantendrá en China a un equipo de investigación y otro de ventas, aunque no está claro aún si el gobierno chino les permitirá continuar operando desde su territorio.

Publicidad limitada

En el fondo además no puede olvidarse que Google, además de ser un buscador, es una empresa que busca obtener ganancias. Su modelo de ingresos es la publicidad, a través del sistema AdWords que identifica las palabras claves de una búsqueda y las empareja con anuncios publicitarios que despliega en la parte superior de la página.

Pero en China, con la censura a ciertas palabras clave, el modelo no ha tenido el mismo éxito que en otros mercados occidentales. Google anunció que la publicidad que despliega en China se trasladaría a su portal en Hong Kong "siempre y cuando los resultados en dicho sitio permanezcan sin censura". En otras palabras con censura AdWords no funciona.

Hasta ahora Google tenía sólo el 20% de un mercado publicitario dominado por Baidí con más del 60% del sector, lo cual representa una cifra decepcionante si se considera que China es el quinto mercado más grande de publicidad en internet del mundo.

Pero además las empresas chinas que se anuncian en Google suelen hacerlo en su sitio en Estados Unidos y no en la versión local del buscador.

¿Y Android?

Image caption Google tiene una página en la que informa si sus servicios funcionan o no en China.

Entre los enigmas que aún queda por descubrir en la relación entre China y Google se encuentra Android, el sistema operativo para celulares de la empresa de California.

Android está experimentando una impresionante tasa de crecimiento a nivel mundial y se cree que el mercado chino ayudará a posicionarlo como uno de los líderes de la industria. De hecho en el mercado chino ya existen celulares con el software de Google aunque aplicaciones como YouTube están limitadas.

El gobierno chino ha dicho en los últimos días que no bloqueará a Android siempre y cuando obedezca las normas de los sistemas operativos del país.

El asunto no es menor ya que la tasa de crecimiento de telefonía celular en China supera ya a la de los usuarios de internet. Google podría compensar en el mercado móvil lo que pierde en internet.

De cualquier manera, la decisión de Google parece una apuesta arriesgada. China es uno de los mayores mercados de internet del mundo y el segundo idioma que más se habla en la red, detrás del inglés y por delante del español.

Google parece estar cerrando una puerta que quizá después no sea tan fácil abrir.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.