Primer déficit comercial de China en seis años

Un trabajador dirige la carga en el puerto de Wuhan, en la provincia china de Hubei
Image caption La subida en el precio de materias primas sería una de las principales causas del déficit.

Las autoridades chinas aseguraron que, por primera vez en seis años, las importaciones superaron a las exportaciones, colocando así al país en situación de déficit comercial.

Según la Administración General de Aduanas, la balanza comercial de China registró en marzo un déficit de US$7.240 millones, algo que no sucedía desde abril de 2004.

Las exportaciones en el último mes llegaron a US$112.110 millones, un 24,3% más que en marzo de 2009, mientras que las importaciones tuvieron un valor de US$119.350 millones, lo que representa una subida del 66%, informó la agencia estatal de noticias Xinhua.

La subida en el precio de materias primas que China importa fue una de las principales causas de este déficit, explicó el corresponsal de la BBC Chris Hogg, aunque las autoridades chinas sostienen que también es resultado de las políticas de libre comercio de su país.

Por eso, dijo Hogg, los altos funcionarios del gigante asiático llevaban tiempo preparando el terreno para un anuncio como éste.

Yi Xiaozhun, viceministro de Comercio, le dijo este viernes a la BBC que el crecimiento en el valor de las importaciones se debía a la gran cantidad de hierro, cobre, crudo y carbón que necesita comprar en el exterior la pujante economía china.

Menos presión para el yuan

Diversos analistas sostienen que las noticias sobre el desequilibrio comercial chino podrían jugar un papel importante en el debate entre China y un grupo formado por Estados Unidos y otros países que están presionando a Pekín para que revise el valor de su moneda, el yuan.

Washington considera que el yuan se ha mantenido artificialmente bajo para facilitar exportaciones y encarecer importaciones, algo que, según la Casa Blanca, perjudica al comercio estadounidense.

Para Yi Xiaozhun, la economía china resultaría dañada en el corto plazo si su moneda se aprecia frente al dólar, y dijo que preferiría una revalorización gradual del yuan.

El anunciado déficit comercial chino de marzo podría ayudar a calmar la presión internacional para dicha revalorización, dijo Hogg, a pesar de que la superpotencia asiática sigue exportando más a mercados como EE.UU. y Europa de lo que importa de ellos.

En cualquier caso, los economistas creen que el déficit chino será posiblemente excepcional y que las exportaciones chinas volverán a superar a las importaciones cuando la economía europea y estadounidense también se recuperen.

Contenido relacionado