Ecuador enfrenta una realidad amarga

Panela y azúcar
Image caption Ante la falta de azúcar, los consumidores han optado por comprar panela para endulzar sus comidas

La población ecuatoriana afronta en estos días una escasez de azúcar generada por el contrabando del producto hacia Colombia y Perú, así como por la especulación de comerciantes, lo que ha resultado en un incremento de precios.

En diálogo con BBC Mundo, el presidente de la Federación Nacional de Azucareros, Miguel Pérez, afirmó que los ingenios azucareros del país tienen sus bodegas llenas del producto.

"La aparente escasez se debe a que se ha detectado una salida importante de azúcar por la frontera de Colombia y Perú, pues en esos países el precio está US$10 más alto de lo que está en el mercado interno", señaló Pérez.

El presidente de la Federación de Azucareros manifestó que su organización estima que "entre 70.000 y 100.000 sacos de azúcar mensuales salen del país por las fronteras, lo cual es un 15% de lo que se vende en el mercado nacional".

Esta visión es compartida por autoridades como la intendenta de policía de Pichincha, Asunción Salazar, quien este martes dijo que en Colombia el quintal de azúcar se vende a US$45, cuando en Ecuador "el precio oficial es de US$32".

Operativos contra especuladores

Este martes, el intendente de policía de Guayas, Julio César Quiñónez, efectuó un operativo de control en torno a la especulación del azúcar que resultó en la detención de tres personas, la clausura de dos bodegas y el decomiso de 300 quintales del producto.

En un local de abastos, el intendente descubrió una bodega encubierta con decenas de quintales de azúcar almacenados, a pesar de que inicialmente los propietarios del lugar habían dicho al funcionario que no tenían el producto.

Image caption En Quito, la capital de Ecuador, se percibe fácilmente la escasez de azúcar

"Esto es un delito, por ello van detenidos el administrador y el dueño del local, y serán puestos a órdenes del fiscal", dijo Quiñónez.

El delito de especulación puede ser castigado en Ecuador con prisión de 6 meses a 2 años.

Para frenarlo, los ingenios, en coordinación con las autoridades, venderán el azúcar de manera directa a la población, sin distribuidores intermediarios, en diversas ciudades del país, como ya se efectuó el fin de semana pasado.

Lea: Azúcar, el nuevo petróleo

Alza de precios

BBC Mundo efectuó un recorrido por el tradicional Mercado Iñaquito, en la capital ecuatoriana, en el que se evidenció la falta de azúcar. Allí, Fabiola Z., propietaria de una bodega de víveres, dijo que el precio del producto ha subido en los últimos días a causa de la especulación.

La propietaria señaló que la última vez que recibió un quintal de azúcar por parte de un distribuidor grande fue hace dos semanas, cuando pagó US$33 por cada saco. Ahora dicho intermediario le pide US$37 por quintal. Ella no sabe cuándo va a recibir el producto, pero sostuvo que lo vendería al público a US$39.

Image caption Los comerciantes dicen que en los últimos días han notado una subida de precios por la especulación

Hermes G., propietario de otra tienda de abastos en el Mercado Iñaquito, dijo que frente a la falta de azúcar, los consumidores han optado por comprar panela para endulzar sus comidas.

Él reconoce que vende azúcar por libras sólo a aquellos clientes que al mismo tiempo le compran otros productos como arroz o maíz, pues afirma que una práctica similar efectúan los distribuidores mayoristas con los pequeños comerciantes.

Entre tanto, en muchos supermercados grandes del país la venta de azúcar se ha restringido a fundas de dos y cinco kilos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.