Eurogrupo aprueba rescate para Grecia

Merkel y Sarkozy en la reunión del Eurogrupo.
Image caption Los líderes de los dieciséis tomarán medidas que generen confianza en los mercados

Tras una jornada de desplome generalizado en las bolsas a nivel mundial, los líderes de la eurozona resolvieron en una cumbre extraordinaria en Bruselas dar el visto bueno oficial al plan de ayuda a Grecia de 110.000 millones de euros (US$140.000 millones) en préstamos.

Los mandatarios de los 16 países de la zona euro se comprometieron a conceder 80.000 millones de euros, mientras que los otros 30.000 millones provendrán del Fondo Monetario Internacional.

"Haremos lo que sea necesario para salvaguadar la estabilidad financiera, no sólo de Grecia, sino de toda la zona euro", aseguró el presidente de la Comisión europea, José Manuel Durao Barroso.

Respuesta firme y unitaria

Ante el aluvión de especulaciones acerca de un posible colapso de la zona euro, los jefes de estado y de gobierno han decidido ir más allá.

Se reunirán de nuevo el domingo, para cuando esperan tener una respuesta firme y unitaria que consiga frenar el temor acerca de la solvencia del euro.

Según fuentes comunitarias, los dieciséis llevarían a cabo una "operación multilateral". Y el Banco Central Europeo tendría un papel fundamental, con el objetivo de calmar la incertidumbre de los mercados.

Algo parecido a los que sucede con otros bancos centrales como los de Japón o Estados Unidos.

La prolongación de las reuniones, como explicó el corresponsal de BBC en Bruselas, Jonny Dymond, "sugiere cambios en las regulaciones financieras, un endurecimiento de las normas sobre la deuda y los déficit, y la creación de un mecanismo de estabilización para tratar de impedir que crisis como éstas vuelvan a ocurrir".

Varios países de la eurozona, entre ellos Alemania, Italia y España, ya aprobaron ayudas financieras para Grecia.

El Parlamento alemán, que aporta el mayor paquete, con 22.400 millones euros, aprobó el rescate pero sin acuerdo entre sus fuerzas políticas. La oposición socialdemócrata (SPD) se abstuvo en la votación.

Lea también: "Parlamento de Alemania aprueba ayuda a Grecia"

Italia y España acordaron aportar ayudas a Grecia por valor de 14.800 millones de euros y 9.794 millones respectivamente.

Jornada negra en las bolsas

Image caption Las bolsas europeas registraron descensos de hasta el 5% en la jornada.

Las bolsas mundiales registraron fuertes caídas por los temores de que la crisis económica griega pueda detener la recuperación del mercado mundial.

En Europa, París cayó un 5% mientras que el Dax alemán perdió el 3,3%, similar a la caída que registró el mercado bursátil en Madrid.

En Atenas, la bolsa cerró de nuevo en números rojos con el 2,6% a la baja.

Inglaterra también concluyó una caída del 2,5%, pero como explica el analista en temas económicos de la BBC Duncan Bartlett, "la incertidumbre respecto a los resultados electorales en Reino Unido fue un factor importante en Londres".

Además, el índice Nikkei de Japón, que se había desplomado hasta el 4,1% a primera hora, cerró con una caída del 3,1%.

Wall Street aumentó ligeramente al principio de la sesión, sin embargo, acabó también en negativo con un descenso de más de un punto.

Como explica el experto en Economía de la BBC, Mark Gregory, "los inversores volvieron a prestar atención a los problemas de deuda en Europa".

Contagio: riesgo o especulación

El presidente del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), Thomas Mirow, aseguró en una entrevista a la BBC que ve "riesgos de expansión" de la crisis griega a otros países del sur de Europa.

Image caption Wall Street, también en números rojos por el temor a los problemas de deuda en Europa.

Según explicó Mirow, el descenso de las exportaciones, el temor a futuras inversiones y la posible crisis crediticia pueden ser motivos de contagio.

Sin embargo otros voces consideran estas teorías "especulativas". Guy Quaden, gobernador del Banco Nacional de Bélgica y consejero del Banco Central Europeo, aseguró al diario belga L’Echo que "Portugal, España, Irlanda o Italia no están en la misma situación que Grecia".

Quaden añadió que "la zona euro no se va a desintegrar" y recordó que ya ha superado otras crisis antes.

Contenido relacionado