Más bancos en EE.UU. bajo la lupa

Sede de la Comisión de Valores estadounidense (SEC por sus siglas inglesas) en Washington
Image caption La investigación tratará de averiguar si los bancos vendieron activos a sabiendas de que se depreciarían

Un día despúes de que el estado de Nueva York anunciara una investigación por supuesto fraude contra ocho bancos, la Comisión de Valores de EE.UU. (SEC por sus siglas inglesas) habría abierto un proceso similar a nivel nacional, informaron el diario The Wall Street Journal y la agencia de noticias Reuters.

JPMorgan Chase, Morgan Stanley, Deutsche Bank AG, UBS AG y Citigroup habrían recibido citaciones para comparecer ante los investigadores federales, quienes desde hace ya varias semanas llevan un proceso similar contra Goldman Sachs.

Lea: Demandan a Goldman Sachs por fraude

La víspera, el Fiscal General de Nueva York, Andrew Cuomo, envió citaciones a directivos de cuatro bancos estadounidenses y cuatro europeos: Goldman Sachs, Morgan Stanley, Merrill Lynch, UBS AG, Citigroup, Credit Suisse, Deutsche Bank, Credit Agricole y UBS AG.

En ambas investigaciones, se busca averiguar si las instituciones financieras vendieron a sabiendas a sus clientes activos respaldados con hipotecas inmobiliarias riesgosas, las mismas que terminaron creando el colapso en el sistema financiero.

Conflicto de interés

En general, los portavoces de los bancos afectados declinaron comentar el proceso, e incluso algunos dijeron “no saber nada” sobre alguna nueva investigación. Pero todos negaron haber incurrido en algún tipo de fraude.

El fundamento es que presuntamente los bancos no revelaron lo que los investigadores consideran un conflicto de intereses.

En el caso de Goldman Sachs éste asesoraba a un fondo de inversiones de alto riesgo, Paulson & Co, que a su vez habría estado previendo la caída del valor de esos productos, según los investigadores federales.

Mientras tanto en Washington, el Ejecutivo intenta que el Congreso apruebe una ley que establecería los mayores controles sobre el sector financiero desde la Gran Depresión de 1929 para evitar que se repitan prácticas “riesgosas”.

Lea: Empieza debate sobre la reforma financiera

Hace dos semanas, ejecutivos de Goldman Sachs comparecieron ante el Senado en Washington en una audiencia que tenía como fin averiguar las causas de la debacle económica originada en Wall Street.

Lea: Goldman Sachs se defiende de un duro interrogatorio

Búsqueda de culpables

Image caption Los ejecutivos de Goldman fueron acusados de lucrarse mientras los estadounidenses perdían sus trabajos y sus casas.

La desaparición e intervención bancaria significó para muchos ciudadanos en EE.UU. la pérdida de sus empleos y hasta sus casas.

Por eso el tema de la “culpabilidad” de los banqueros es algo que muchos quisieran ver resuelto, de ser posible con condenas de prisión, como sucedió en las quiebras de la gigante energética Enron o en el fraude financiero de Bernard Madoff.

Si se llegara a un juicio criminal contra los responsables de los bancos, la parte acusadora tendría que “demostrar la intencionalidad”, es decir, que los banqueros defraudaron a sus clientes a sabiendas de que el colapso era inevitable.

Pero lo que satisfaga a la ciudadanía no es necesariamente buena cosa para los negocios.

Este jueves Wal Street sufrió un retroceso cuando a las preocupaciones por el posible efecto contagioso de los problemas económicos en Grecia se le unió la noticia de las dos investigaciones contra los bancos.

Como consecuencia, el índice industrial Dow Jones cayó 1,05% mientras que el medidor de empresas de tecnología Nasdaq, bajó 1.26%, rompiendo la tendencia registrada durante la semana que había alimentado las mejorías en la economía estadounidense y las medidas adoptadas en Europa para manejar la crisis griega.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.