Uruguay no quiere ser más un "paraíso"

Banderas de Uruguay.
Image caption Uruguay es incluido en varias "listas negras" internacionales de paraísos fiscales.

El ministro de Economía, Fernando Lorenzo, envió este lunes al parlamento un polémico proyecto de ley que busca facilitar el levantamiento del secreto bancario y a la vez gravar los depósitos de residentes en instituciones financieras del exterior.

La iniciativa, que se supone será aprobada ya que el partido de gobierno tiene mayoría parlamentaria, ha sido objeto de críticas por parte de la oposición y de algunos actores del sector económico y financiero uruguayo.

Lorenzo dijo a BBC mundo que las medidas se enmarcan dentro de un proceso que busca mejorar la imagen de Uruguay en el mundo.

"Uruguay fue injustamente incluido en listas que pretendían atribuir al país y a su administración tributaria las debilidades propias de un paraíso fiscal. La transparencia en las operaciones financieras es uno de los aspectos que el país quiere afinar", explicó.

"Igualdad"

Hasta el momento, los estados con los que Uruguay tiene acuerdos de intercambio de información financiera pueden solicitar a la Justicia uruguaya el levantamiento del secreto bancario cuando hay presunción de delitos de un contribuyente de su país.

El proyecto diseñado por el Ministerio de Economía prevé que la Dirección General Impositiva (DGI) de Uruguay también pueda hacerlo.

Juan Pérez Pérez, asesor tributario y legal de la consultora KPMG, afirmó que la medida de ampliación del levantamiento de secreto bancario tiene cierto sentido. "La DGI puede decir: si tengo que levantar el secreto para que otros fiscos investiguen a sus residentes, ¿por qué yo no puedo hacerlo con los míos?".

También se contempla que la DGI pueda pedir el levantamiento del secreto con motivos de fiscalización.

La oposición considera que esta reforma, así como los planes de gravar a los residentes por algunas de sus inversiones en el extranjero, no dan una buena imagen del país en el exterior.

Ignacio de Posadas, ex ministro de Economía del opositor Partido Nacional, dijo a BBC Mundo que "en la campaña electoral, sobre todo el vicepresidente (Danilo Astori) fue contundente (al asegurar) que el secreto bancario no se tocaba. Cuando eso se cambia de la noche a la mañana genera un impacto negativo, un quiebre en la confianza y eso en materia económica y financiera es muy grave".

Tanto aquí como allá

Lorenzo señaló que el segundo punto incluido en el proyecto, por el que los residentes en Uruguay deberán pagar impuesto a la renta por sus depósitos en bancos del exterior, también tiene un afán de igualdad.

"El objetivo es igualar a los depositantes uruguayos, ya sea que depositen en el sistema bancario uruguayo como en el sistema bancario de otros países", indicó.

El analista tributario de KPMG, Pérez Pérez, considera que "el tema de la equidad es relativo".

"¿Qué pasa con un residente que por ejemplo, tiene un apartamento en Madrid, lo está alquilando, y está recibiendo un ingreso? ¿O qué pasa con el uruguayo que tiene una profesión y pasa cuatro meses del año trabajando en otro país? En estos casos no se lo grava. Entonces uno puede preguntarse si es justo".

El proyecto queda ahora en manos del Senado y la Cámara de Diputados, que podrán introducir modificaciones antes de aprobarlo.

Contenido relacionado