Cambian normas del dólar en Venezuela

Casa de cambio en Caracas, Venezuela
Image caption Sólo los bancos y las casas de cambio podrán intermediar en las operaciones.

El Banco Central de Venezuela (BCV) publicó las esperadas normas que regirán a partir de este martes la compra y venta de divisas en el mercado paralelo, o a través de la permuta de bonos venezolanos en el extranjero.

Las normas publicadas el lunes señalan que cualquier persona puede adquirir divisas por un mínimo de US$1.000, una de las incógnitas que prevalecían desde que el ámbito del "permuta" fuera congelado hace tres semanas.

También ratifican que sólo los bancos y las casas de cambio podrán intermediar en las operaciones, que tendrán como destino obligado el propio BCV, que las centralizará y fiscalizará. Las casas de bolsa, que han sido objeto de amplios operativos de inspección –con el cierre o intervención de más de 30 de ellas- quedaron excluidas.

El gobierno le atribuía a éstas parte de la responsabilidad el hecho de que la cotización del dólar paralelo se hubiese elevado muy por encima de la más alta de las tasas oficiales, de 4,30 bolívares por unidad, y las acusaba de especular y establecer montos arbitrarios.

Este valor tenía un impacto decisivo en la economía: el dólar permuta era utilizado como referencia para establecer los precios de muchos productos e insumos importados, en una economía altamente dependiente del extranjero.

Lea: Venezuela: el dólar "vuela" en el aeropuerto

Salida de capitales

Analistas críticos señalan, sin embargo, que las distorsiones en el mercado paralelo tendrían que ver con un problema de elevada demanda, vinculado con un suministro insuficiente de divisas oficiales y con un ambiente de negocios negativo que estaría ahuyentando las inversiones e impulsando la salida de capitales.

Y la publicación de las normas de este lunes no pareció haber despejado todas las interrogantes sobre si el nuevo sistema mejorará las cosas.

El llamado "dólar permuta" era un mecanismo que permitía a individuos o negocios que, por uno u otro motivo, no tenían acceso a las cuotas de dólares preferenciales establecidas por el gobierno, hacerse con los billetes verdes, al precio que dictara el mercado de compra y venta de bonos.

Ahora el Banco Central establecerá unas bandas mínimas y máximas, que publicará en forma diaria, aunque la normativa, contenida en el "convenio cambiario número 18", no aclara cómo serán fijadas.

Documentos complementarios señalan que si el precio de un bono ofrecido por una institución financiera está "fuera de la banda fijada, será ajustado al mínimo o máximo de la misma, dependiendo del caso".

"Sería conveniente que el Banco dijera cuál va a ser ese procedimiento por anticipado y no lo mantenga como un régimen de bandas arbitrarias e inflexible", le dijo a BBC Mundo el economista Ronald Balza.

Conocer este mecanismo, agregó el especialista, permite a los operadores saber cuándo va a actuar el Banco Central, es decir, cuándo se espera que inyecte dólares al mercado, como ocurrió entre 1996 y 2001, cuando funcionó un sistema similar de bandas.

Reservas limitadas

A falta de esto, sigue siendo una incógnita cómo mantendrá el gobierno las bandas, tomando en cuenta que dispone de un número limitado de dólares. Ello se debe a una caída relativa de los precios del crudo y al hecho de que una parte importante de los ingresos petroleros (que representan cerca de 9 de cada 10 dólares que entran al país) están comprometidos en fondos especiales.

Mientras tanto, un ambiente de expectativa precede la reapertura del mercado permuta, lo que ocurriría este martes. La cotización del "dólar negro", que todavía circula a través de sitios de internet como la red social twitter -otros blogs y páginas han sido cerrados- permaneció inalterada frente a los anuncios de este lunes.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.