El rey del cobre tiene un nuevo metal en la mira

Salar
Image caption Los gobiernos chilenos limitaron la extracción de litio desde los setenta por tratarse de un mineral escaso.

El principal productor de cobre del mundo, Chile, tiene otro metal en la mira: el litio. Se estima que el país tiene cantidades similares de ambos minerales, y, en el caso del litio, cuenta con casi el 40% de las reservas mundiales.

Sin embargo, hasta ahora la explotación del litio en Chile ha sido muy limitada.

El nuevo presidente del país, Sebastián Piñera, quiere que eso cambie. Su gobierno anunció que pondrá en marcha una iniciativa para multiplicar por diez los ingresos que el país genera por este mineral.

Según sus cálculos, el metal tiene un potencial de hasta US$3.000 millones anuales.

El ministro de Minería, Laurence Golborne, señaló que la propuesta consistirá en crear una serie de incentivos para atraer a inversores locales y extranjeros, no sólo para explotar el litio sino para darle valor agregado.

Para ello, en los próximos meses buscará crear consensos para que el parlamento apruebe una nueva ley que autorice otorgar concesiones a empresas privadas, para que extraigan el litio y desarrollen una industria de productos a base del metal.

Bien estratégico

Un decreto ley de 1979 reservó el litio para el Estado chileno, por considerarlo de interés nacional.

Juan Carlos Guajardo, director del Centro de Estudios del Cobre y la Minería, explicó a BBC Mundo por qué Chile consideró el metal un "bien estratégico".

"El litio tiene un potencial nuclear, aunque aún no se han desarrollado las tecnologías para permitir este uso", señaló.

"Además, el metal es considerado un bien imprescindible para la industria de electrónicos y es clave para el desarrollo de algunas tecnologías incipientes, como los autos híbridos (impulsados con electricidad y con un motor de combustión interna)", afirmó.

Por tratarse de un mineral escaso y con mucho potencial, los sucesivos gobiernos chilenos limitaron su extracción, otorgando solamente dos contratos de arrendamiento, a una empresa suiza y a otra local.

Sin embargo, la creciente demanda de litio para uso en baterías, cerámicas, medicamentos y lubricantes llevó al gobierno actual a replantear esta posición histórica y buscar explorar el potencial económico del metal.

"La ciencia ha avanzado en el estudio de nuevas aplicaciones para el litio, dejando atrás las viejas aprensiones, por tanto tenemos el interés de promover una reforma a la Ley Orgánica Constitucional de Concesiones Mineras en el sentido de liberar la exploración y abrir este mercado", explicó el ministro Golborne en un comunicado enviado a BBC Mundo.

Cantidad y calidad

Image caption El litio es un material clave para las baterías de los autos eléctricos.

A pesar de que se estima que Chile cuenta con el 40% de las reservas de litio del mundo, si se toma en cuenta solamente los yacimientos que actualmente están en operación, el país representa cerca del 70% del total.

Lea: México halló litio

Las reservas chilenas están concentradas en el Salar de Atacama, en la región de Antofagasta, en el norte del país.

Ana Isabel Zúñiga, Directora de Estudios y Políticas Públicas de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), el organismo estatal que asesora al gobierno en materia de minería, dijo a BBC Mundo que el cálculo de las reservas no toma en cuenta la potencial presencia de litio en otros salares del país, ya que existe información "escasa y no actualizada" sobre estos lugares.

La funcionaria destacó que además de contar con un enorme caudal del mineral, el litio chileno se destaca por su "mejor calidad", algo que también resaltó Guajardo.

"Eso impacta significativamente en sus costos de producción", señaló Zúñiga.

¿El nuevo cobre?

Según datos de Cochilco, el consumo internacional del carbonato de litio se duplicó en los últimos años, pasando de las 45.000 toneladas a comienzos de los noventa, a más de 100.000 toneladas en 2007 y 2008.

"El litio es sin duda un mineral con auspicioso futuro", opinó Zúñiga.

De acuerdo con las estimaciones de este organismo, la demanda del litio alcanzará entre 180.000 y 200.000 toneladas en 2020 y podría llegar a las 350.000 toneladas en 2030.

Sin embargo, en términos económicos, este metal está lejos de ocupar el lugar estelar que en Chile tiene el cobre.

"Si bien el valor del litio aumenta, el cobre sigue siendo mucho más usado en el mundo y el mercado del cobre genera muchísimo más dinero que el del litio", explicó Guajardo.

Lea también: Bolivia espera alcanzar la prosperidad gracias al litio

Las cifras de Cochilco, muestran el contraste: a pesar del exponencial crecimiento del mercado del litio, se estima que en 2030 esa industria sólo representará el 2% de los ingresos generados por el cobre.

No obstante, para el ministro Golborne, desarrollar la industria del litio podría generar "más y mejores empleos, actividad económica, bienestar social y desarrollo en general".

Por eso, el funcionario instó que "los recursos que tiene el país sean explotados en el corto plazo, para que no estemos sentados sobre reservas para los siguientes siglos".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.