Rusia reduce aún más el suministro de gas a Bielorrusia

Gas
Image caption Gazprom reclama a Bielorrusia el pago de casi US$200 millones.

Rusia anunció el recorte de hasta un 60% de los suministros de gas a Bielorrusia por una disputa por el pago del servicio, un recorte podría afectar también a otros países europeos.

Los cortes graduales comenzaron el lunes tras el fracaso de un intento de llegar a un acuerdo sobre pagos atrasados que Moscú le reclama a Minsk.

Gazprom, la empresa proveedora de gas controlada por el Estado ruso, reclama a Bielorrusia el pago de casi US$200 millones por anteriores entregas de gas acumulados desde que Rusia elevara el precio del hidrocarburo el año pasado.

El presidente de la empresa Gazprom, Alexei Miller, dijo que ahora se recorta hasta el 60% del volumen de gas. El lunes se había anunciado una disminución inicial de 15%.

"Bielorrusia no da pasos para saldar su deuda, por lo que a partir de hoy el suministro queda reducido", declaró Miller, quien agregó que el gobierno de Minsk no ha cumplido su amenaza de cortar las exportaciones a Europa, cuyo gasoducto que parte de Rusia, pasa por ese país.

El tránsito de gas a Europa

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, ordenó cortar los gasoductos dirigidos a Europa hasta que Rusia pague lo que según el mandatario debe por concepto de tarifas de tránsito.

Lukashenko señaló que se enfrentaba una "guerra del gas" y que sólo reanudaría el suministro gasífero cuando Belarrusia reciba US$260 millones que se le adeuda en tarifas.

"No le debemos nada a Gazprom; ellos nos deben US$260 millones", aseguró

Por su parte, el portavoz de Gazprom, Sergei Kuprianov, calificó la decisión de ilegal y añadió que Rusia tenía vías alternas para suministrar gas al mercado europeo.

"Esta decisión ha sido tomada sin base alguna. No es sólo nuestro gas, es nuestro gasoducto y nos pertenece", afirmó.

La disputa entre ambos países tiene el potencial de afectar 6,25% del consumo de gas en Europa.

El corresponsal de la BBC en Moscú, Richard Galpin, señaló que una quinta parte de los suministros de gas ruso a Europa pasan a través de las redes de Bielorrusia.

Según Minsk, el país no tendrá suficientes recursos para mantener la presión en los gasoductos de tránsito. No obstante, Galpin manifestó que aún se desconoce con exactitud si la disputa afectará a los consumidores europeos.

Corte gradual

Según las agencias de noticias rusas, Medvedev le ordenó a Gazprom que el corte del suministro se haga de manera gradual.

La reducción se inició con 15% del volumen diario y continuaría hasta llegar al 85%.

Image caption En 2006 y en 2009, Moscú interrumpió los suministros de gas a Ucrania.

En 2006 y en 2009, Moscú interrumpió los suministros de gas a Ucrania, con efectos que se sintieron en parte del continente europeo.

Sin embargo, el corresponsal de la BBC en Moscú, Rupert Wingfield, informó que la disputa de 2009 entre Rusia y Ucrania se registró en pleno invierno por lo que esta vez, los analistas no esperan que se desarrolle una crisis energética repentina.

Rusia suministra el 30% del hidrocarburo que consume Europa, por lo que los cortes han aumentado la preocupación de la Unión Europea sobre cuánto dependen sus miembros del gas ruso.

Moscú incrementó el precio del gas que suministra a Belarrusia de US$150 por 1.000 metros cúbicos de gas el año pasado, a US$169,20 en el primer trimestre de 2010 y luego a US$184,80 en el segundo trimestre.

Sin embargo, Minsk ha continuado pagando $150. Según Gazprom a esta tasa Bielorrusia le podría quedar debiendo unos US$600 millones para finales de año.

Rusia y Bielorrusia son aliados tradicionales, pero en los últimos tiempos han tenido varias disputas, particulamente por suministro de energía.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.