¿Marchas pro contrabando en Bolivia?

Comerciantes bolivianos.
Image caption Los comerciantes han extendido sus movilizaciones por diferentes puntos del país.

Una ola de marchas callejeras se ha desatado en Bolivia porque la Asamblea Legislativa debate una ley para endurecer las penas en contra de los contrabandistas.

Pero, ¿quién podría marchar en contra de una ley que sanciona un delito? En Bolivia, los comerciantes minoristas engrosan estas manifestaciones llevando carteles que, de antemano, aclaran que ellos no son contrabandistas. “Somos legales”, “no somos contrabandistas”, dicen esos carteles.

Sin embargo, el gobierno de Evo Morales ha acusado a los comerciantes de ser utilizados por los grandes contrabandistas de mercadería para generar conflictos.

"Lo que trasluce es un móvil para defender los intereses de los grandes comerciantes contrabandistas y que quieren utilizar a los sectores de comerciantes minoristas con consignas equivocadas, erradas y falsas", dijo el ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce Catacora.

Lea: Bolivia: se intensifican protestas en Potosí

Confiscación de bienes

La polémica ley, que ya fue aprobada en la Cámara de Diputados y que ingresó al Senado para su debate, dispone la confiscación de todos los bienes muebles o inmuebles que se utilicen para el contrabando, entre ellos los camiones y galpones de depósito. Además, eleva las penas para los contrabandistas y funcionarios públicos involucrados con este delito.

El presidente de la Comisión Económica de Diputados, Marcelo Elío, informa que actualmente los contrabandistas no van a la cárcel porque rigen penas muy leves. Tras la aprobación de la ley, los que incurran en este delito tendrán penas que van de los cuatro a los 10 años de cárcel. Y, si el acusado es un funcionario público, se le agregará un tercio a esta pena.

La norma es clara, va contra los contrabandistas, entonces, ¿por qué los comerciantes, que dicen ser legales, se oponen a su aprobación?, le pregunta BBC Mundo al máximo dirigente de los comerciantes de Bolivia, Francisco Figueroa.

“Nosotros estamos defendiendo a los comerciantes medianos y chicos porque la ley va a perjudicar a todos; pero los grandes se liberan porque tienen plata y los chicos son los que sufren”, responde Figueroa, quien asegura que con la nueva norma les pedirán facturas de origen, algo que ellos no pueden acreditar porque son minoristas.

Protesta violenta

Con el argumento de que defienden su fuente de trabajo, los comerciantes han extendido sus movilizaciones por diferentes puntos del país. Las marchas en La Paz son casi diarias y, este lunes, se han extendido a Cochabamba, Santa Cruz y Oruro, donde los depósitos de la aduana regional fueron quemados. Según medios locales, los comerciantes habrían lanzado petardos dentro de la Aduana y provocaron el incendio.

El gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, Gary Rodríguez, dijo a BBC Mundo que la rigidez de la ley no debe caer en la flexibilidad de su aplicación como habitualmente sucede con las leyes en contra del contrabando y coincidió con las autoridades en sentido de que los comerciantes están siendo “manipulados” por los contrabandistas.

“El contrabando es un delito y como tal debe ser combatido, quita recursos al Estado, quita empleos, es una competencia desleal y socava las bases de la economía formal”, dijo Rodríguez.

Por su parte, el ministro Arce informó que las mercaderías que ingresan a Bolivia sin pagar tributos generan entre US$1.000 y US$1.500 millones cada año.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.