Rusia prohíbe la exportación de cereales

Agricultor ruso carga trigo.
Image caption Este año, la producción rusa de cereal podría no llegar a abastecer el consumo interno.

Rusia prohibió la exportación de trigo y otros cereales como consecuencia de la ola de calor y los incendios forestales que destruyeron un tercio de las cosechas.

Esta prohibición llega después de que el precio del grano aumentara drásticamente desde que la sequía golpeara duramente la producción de trigo, cebada y centeno en Rusia, uno de los mayores exportadores mundiales de cereales.

El efecto de los últimos incendios sobre las cosechas agravó la situación.

A corto plazo, informa la reportera de la BBC Sasha Schlichter, esta medida podría significar un aumento de los precios del pan en los países que importan cereal ruso, especialmente en Medio Oriente.

El precio del pan

"El precio del pan y su disponibilidad en los comercios fue una cuestión delicada desde el punto de vista político en Rusia desde los tiempos de la Unión Soviética. En este sentido, pocos en Rusia criticarán que el gobierno intente proteger su mercado interno de las subidas bruscas de precios", señaló Schlichter.

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, dijo recientemente que la cosecha de este año podría ser de 60 millones de toneladas, bastante inferior a los 97 millones recolectados el año pasado.

Según Schlichter, el consumo doméstico representa cerca de 80 millones anuales.

En este sentido, a pesar de la aplicación de la prohibición que entró en vigor este sábado, este año Rusia tendrá un déficit de grano de cerca de 20 millones de toneladas.

"Ya se informó de subidas del precio de la harina en el país. En Moscú, el pan subió 20% y estos datos podrían ser fuente de descontento social", indicó Schlichter.

Aunque, en principio el veto a la exportación durará hasta finales de 2010, Putin sugirió que podría extenderse hasta el año siguiente.

Temor internacional

Image caption Los incendios afectaron a la cosecha de cereal en Rusia.

Sobre este punto, el presidente ruso, Dmitry Medvedev, se mostró más optimista y aseguró que –en función de los resultados finales de la cosecha- la prohibición podría levantarse antes de que acabe el año.

"En definitiva, cuándo se retire esta medida podría ser irrelevante porque si se confirman los datos del Ministerio de Agricultura, Rusia no tendrá grano que exportar, con o sin la prohibición", apuntó Schlichter.

Por otro lado, algunos economistas intentan calmar a quienes predicen una vuelta a la subida de los precios de los alimentos básicos que hace tres años causó protestas populares en lugares como México, Perú, Egipto y Haití.

Lea: Aumento en el precio del trigo: ¿se viene otra crisis del pan?

Las reservas mundiales de cereales son superiores a las de 2007 y la mayoría de grandes productores –como Estados Unidos, India y Australia- prevén una buena cosecha.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.