Barclays pagará US$298 millones por operar con países sancionados por EE.UU.

Cartel del banco Barclays
Image caption El acuerdo debe ser aprobado por un juez federal de EE.UU.

El banco británico Barclays aceptó pagar US$298 millones para resolver la causa judicial que le se abrió en Estados Unidos, en la que se les acusaba de realizar transacciones con Cuba, Irán, Libia, Sudán y Birmania, países sujetos a sanciones comerciales y económicas impuestas por Washington.

La entidad está acusada de violar la Ley sobre Comercio con el Enemigo y la Ley de Poderes Económicos Internacionales de Emergencia por operaciones que ascendieron a US$500 millones entre 1995 y 2006.

Según consta en los documentos judiciales, Barclays acordó pagar US$149 millones al gobierno de EE.UU. e igual monto a la fiscalía del distrito de Nueva York.

Este compromiso también contempla un encausamiento suspendido por dos años lo que le permitirá a la compañía evitar o diferir cualquier enjuiciamiento, siempre que cumpla con una serie de requisitos.

Pendiente de aprobación

El acuerdo dado a conocer este lunes debe ser aprobado por un juez federal, precisó la corresponsal de la BBC en Nueva York Caroline Hepker, quien recordó que otros diez bancos han sido investigados por cargos similares.

En la demanda, presentada por la División Criminal del Departamento de Justicia de EE.UU., también se acusa a Barclays de ocultar los pagos procedentes de bancos de países sancionados mediante la manipulación de las notificaciones o por el envío de pagos a través de una cuenta interna.

Los denunciantes admiten que el banco –uno de los más grandes del Reino Unido– comenzó a cooperar a partir de 2006, año en que la entidad reveló las operaciones que violaban la normativa estadounidense.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.