Caen precios del petróleo por temores sobre la recuperación global

Extracción de petróleo en California.
Image caption El crudo ligero de Estados Unidos cayó a US$71,66 el barril.

El precio del petróleo cayó por debajo de US$72 el barril, su menor nivel en más de dos meses, por los renovados temores sobre la fortaleza de la recuperación económica mundial.

El crudo ligero de Estados Unidos cayó este martes US$1,40, o 2%, a US$71,66 el barril, mientras que el Brent de Londres cayó por la misma cantidad a US$72,26, después de conocerse que la venta de casas usadas en Estados Unidos cayó a su nivel más bajo en los últimos 10 años.

La venta de viviendas usadas en Estados Unidos cayó 27,2% en julio, en comparación con junio.

Las cifras, dadas a conocer este martes, llevaron también a la baja las acciones en Wall Street. El índice Dow Jones cayó 134 puntos al cierre, o 1,3%, a 10,045.

Lea: Opep: crecerá la demanda de petróleo

Presión continua

Las cifras que mostraron las débiles ventas de viviendas en EE.UU. hicieron crecer los temores sobre la fortaleza de la recuperación de la mayor economía del mundo.

Estos datos se conocieron después de que a principios de mes se hicieron públicas las cifras del creciente desempleo en Estados Unidos y la caída de las ventas minoristas, algo peor de lo esperado.

Image caption La OPEP aseguró que la demanda del crudo crecerá en 2011.

Lo anterior ha causado que inversores cuestionen la fuerza de la demanda de petróleo a futuro, ya que el precio del crudo ha caído más de US$10 el barril este mes.

"La débil economía mundial continúa ejerciendo presión sobre los precios del crudo", dijo Victor Shum, de la empresa consultora de energía Purvin and Gertz.

En este contexto, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), aseguró a principios de mes que la demanda del crudo crecerá lentamente en 2011, a pesar de que se proyecta que la expansión económica mundial sea ligeramente menor que la de 2010.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.