Cómo es vivir en cinco de las ciudades más soleadas del planeta

Se oculta el sol en Johanesburgo Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption En Johanesburgo, Sudáfrica, en las raras ocasiones en que hay varios días de lluvia continua la gente se pone de mal humor.

Tomar el sol es fácil en un lugar donde brilla más del 90% del año.

Sin una nube en el cielo, vivir en uno de los lugares más soleados del mundo tiene sus ventajas; entre ellas, que la gente está contenta y relajada y tiene mucho tiempo para hacer actividades al aire libre.

Según la Organización Meteorológica Mundial, los lugares más soleados de la Tierra se concentran en gran medida en el suroeste de los Estados Unidos, Australia septentrional y occidental, Sudáfrica, el norte de África y Oriente Medio.

Buscamos a los residentes en algunas de las más grandes de estas afortunadas ciudades para descubrir cómo los cielos azules sin nubes afectan las actitudes y la calidad de vida.

Phoenix, Arizona, Estados Unidos

Con la excepción de Yuma, una pequeña ciudad en el suroeste de Arizona, Phoenix ve más días soleados que cualquier otra ciudad en el mundo.

Derechos de autor de la imagen DGustafson Wikipedia
Image caption Sólo Yuma le gana a Phoenix en la lista de ciudades que tienen más días soleados a lo largo del año.

Eso puede ser una bendición. Siempre que no te toque nunca mudarte a otra parte.

"No tenía ni idea de que el sol afectaba tanto mi estado de ánimo hasta que estudié en el extranjero durante un año en Bergen, Noruega, que por cierto es uno de los lugares más lluviosos del mundo", comenta Catherine Capozzi, quien reside desde hace mucho en Phoenix.

"Incluso ahora, sólo un día de lluvia es suficiente para reducir mi energía".

Y el hecho de que haya tan pocos días húmedos en Phoenix tiene algunas agradables consecuencias.

"Los residentes de Arizona se percatan de un olor muy particular cuando la lluvia cae sobre el arbusto de la creosota, una planta nativa del desierto", dice Capozzi. "Es uno de mis aromas favoritos".

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Rascacielos en Phoenix: ¿ayudan o no ayudan a quebrar el "paisaje marrón" característico de un clima tan soleado?

Con todo, el gusto por Phoenix se adquiere con el tiempo, debido al intenso calor y el paisaje marrón.

Darwin, Australia

Muchas de las ciudades más soleadas de Australia se concentran en el escasamente poblado Territorio del Norte del país: Alice Springs tiene alrededor de 3.500 horas de sol cada año, y Tennant Creek recibe unas 3.569.

Con 3.097 horas, la capital de la región, Darwin, tiene menos días soleados que sus vecinos, pero sus 150.000 habitantes los disfrutan todo el año.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption El pronóstico del tiempo en Darwin es casi invariablemente el mismo: soleado.

"Usted nunca tiene que buscar el estado del tiempo en las noticias porque está soleado y con 32 grados centígrados casi todos los días", señala Rick Delander, guía de turismo de Aventura Tours y Viajes Intrepid.

Pueden pasar hasta ocho meses sin lluvia, pero noviembre suele ser el comienzo de la temporada caliente y húmeda que transforma todo en verde y exuberante.

El intenso calor y la humedad conducen a un aumento del estrés y la tensión, pero una vez que comienzan las lluvias "todo el mundo vuelve a la vida armoniosa normal".

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Ni el disfrute de la playa puede bajar las tensiones en Darwin. Sólo las lluvias.

Darwin, pequeña en comparación con otras en Australia, es muy extensa.

Delander vive en Howard Springs, una localidad rural 30 kilómetros al este. "Yo lo llamo el justo medio para vivir. Tiene todas las cosas buenas de vivir en exteriores, con mucho espacio, mucha vida salvaje y no hay vecinos cercanos", señala.

Nizwa, Omán

Situado en el lado oriental de la Península Arábiga, Omán tiene ciudades soleadas en todo su territorio, lo que conduce a "una disposición alegre ante la vida", opina Nicole Brewer, quien trabaja como maestra en Nizwa y escribe el blog Globetrot I Luv 2.

"Los omaníes son personas muy agradables y acogedoras", dice. "Aunque están en un área religiosa conservadora, los musulmanes (en Omán) son en realidad bastante relajados".

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Cuando caen, la gente en Nizwa sale a la calle a disfrutar de unas pocas gotas de lluvia.

El sol constante de Nizwa también hace que los días de lluvia sean casi un premio.

"Hoy mismo hemos tenido un poco de lluvia y mis alumnos no podían esperar a salir de la clase para poder disfrutar del inusual cielo nublado y las pocas gotas de lluvia", señala Brewer.

Amman, Jordania

Incluso en medio del invierno, cuando las temperaturas pueden ser tan bajas como 5 grados centígrados, los días de sol y un estilo de vida al aire libre son la norma en Jordania.

"El buen tiempo me anima a hacer muchos de mis mandados a pie", dice Ghada El Kurd, director de desarrollo estratégico en Jawsaq Media and Art Production, quien es oriundo de Palestina, pero ahora vive en la capital y ciudad más poblada de Jordania.

Derechos de autor de la imagen Wikipedia CC 3.0
Image caption Los jordanos se definen como personas amables, siempre que no se les hable del tráfico.

"En particular, los fines de semana, mucha gente sale en picnics familiares o en un día de excursión".

Esto significa que los jordanos son generalmente amables "siempre y cuando usted no mencione el tráfico", advierte El Kurd. "En esta ciudad puede ser una locura".

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Incluso en el invierno el sol sonríe en Amman.

La oportunidad de poder estar al aire libre es otra ventaja de vivir en la ciudad.

En Tla 'Al Ali, un barrio en el oeste de Amman donde vive El Kurd, todo está a poca distancia. "Incluso mis hijos caminan tres minutos para llegar a la escuela", dice.

Johannesburgo, Sudáfrica

Vivir con sol constante no siempre significa vivir en el calor constante. De hecho, la ciudad más grande de Sudáfrica tiene el clima más suave en el país.

"Rara vez se pone muy cualquier cosa ... frío, húmedo, caliente", dice la sudafricana Jean Barnard.

Eso quiere decir los días soleados se dan por sentado. "En las raras ocasiones en que tenemos tres o más días de lluvia los ciudadanos se ponen de muy mal humor", agrega.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption No siempre hace calor en el soleado Johanesburgo, pero no faltan las oportunidades para un chapuzón.

A la mayoría de la gente le gusta pasar su tiempo al aire libre, haciendo un montón de braais (barbacoas), comiendo en exteriores y bañándose en las piscinas, que son populares en los hogares de clase media y alta.

"Es muy fácil iniciar una conversación con extraños en Johannesburgo y esto puede dar lugar a todo tipo de oportunidades interesantes", señala Barnard.

La ciudad también es muy asequible con un ingreso de clase media, que es fácil de alcanzar si usted es un trabajador calificado.

Lee la historia original en inglés en BBC Travel

Contenido relacionado