Última actualización: jueves, 19 de marzo de 2009 - 12:26 GMT

EE.UU. afina “política mexicana”

Casa Blanca

La Casa Blanca tiene a México en el tope de la agenda política.

Esta semana la Casa Blanca dará a conocer su estrategia para el manejo de las relaciones con México.

El anuncio coincide con el inicio de un mes de visitas de alto nivel que empieza este miércoles con la llegada de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y culmina a mediados de abril con el arribo del presidente Obama.

En medios de prensa de Washington se asegura que la estrategia incluiría el reforzamiento de la presencia de agentes federales en la frontera, así como la conformación de un equipo especializado para ayudar al gobierno mexicano en su guerra contra los carteles de la droga.

El anuncio, que según el diario The Washington Post podría producirse "tan pronto como esta semana", sería previo al inicio de la visita de Clinton a Monterrey y a la Ciudad de México.

Después de Clinton, llegará, en la primera semana de abril, el Fiscal General, Eric Holden, y la Secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, en lo que se consideran visitas preparatorias a la que hará Obama a México a mediados de ese mes.

Interés mexicano

Aunque se trata de las relaciones con México, para muchos analistas la estrategia que asuma Washington hacia su vecino puede considerarse un tema de seguridad interna.

Esta sería la oportunidad para que Obama deje claro cuáles serán los cambios de enfoque que tendrá en el área frente a su predecesor, George Bush, cuya política de seguridad estuvo centrada en la inmigración y el control de grupos extremistas de origen islámico.

La cuestión de la violencia por el tráfico de drogas se ha exagerado desproporcionalmente a la relación total con México

Eric Rojo, especialista en temas de seguridad

México se ha convertido en un tema dominante para la clase política estadounidense debido a la explosión de violencia asociada al narcotráfico vivida en ese país en los últimos meses y que el año pasado costó la vida a 7.200 personas, según cifras del gobierno mexicano.

Muchos consideran que esa violencia está permeando la frontera y llegando a grandes ciudades estadounidenses en el afán de los carteles mexicanos y las mafias locales por controlar mercados.

Por su parte, el gobierno mexicano se queja de que las armas que usan los narcotraficantes en su guerra contra el Estado provienen, en un gran porcentaje, de EE.UU., donde su adquisición es relativamente más fácil que en México.

Por eso se estima que parte del plan que anunciará Obama incluirá una mejor coordinación entre los sistemas de inteligencia méxicano y estadounidense, aunque es conocida la renuencia de las agencias de seguridad de EE.UU. a compartir información, incluso cuando se trata de sus pares domésticos.

"Narcotizar" las relaciones

Washington ha alabado la "resolución" del presidente Calderón al enfrentar a los carteles de la droga en su país y actualmente lo apoya a través de la llamada Iniciativa Mérida, un plan de tres años para el control del narcotráfico en México, América Central y el Caribe.

Presidente de EE.UU. Barack Obama, seguido por el secretario del Tesoro, Timothy Geithner

Obama dijo que habría una refoma a la legislación migratoria.

Aunque hace pocas semanas el congreso aprobó sólo US$300 millones de los US$450 millones que se estimaba que serían destinados a México en el primer año de la Iniciativa, en la clase política estadounidense existe la convicción de que "hay que hacer algo".

El coronel Eric Rojo, especialista en temas de seguridad, aseguró a BBC Mundo que aunque México estuvo fuera de la campaña electoral, su actual preminencia es "desproporcionada" y que se corre el riego de "narcotizar" las relaciones.

"Se corre ese riesgo porque la relación principal entre México y EE.UU. es la comercial, la cultural, la histórica. La cuestión de la violencia por el tráfico de drogas se ha exagerado desproporcionalmente a la relación total con México", aseguró Rojo.

Para Rojo el problema fundamental que podría tener el gobierno a la hora de rediseñar su política hacia México es que "tiene el plato lleno" de iniciativas en varios campos de manera simultanea (educación, salud y por supuesto, economía), por lo que considera que algunas expectativas no se van a cumplir.

"El presidente dijo que va a haber una reforma de la legislación migratoria este año, dudo que lo logre aunque quiera..., pero el problema de la violencia hay que resolverlo ahora", afirmó Rojo.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.