Una pareja dispareja

Ehud Barak y Benjamín Netanyahu
Image caption Barak y Netanyahu, según algunos, una pareja dispareja.

El Partido Laborista de Israel votó a favor de unirse a la coalición de gobierno liderada por el primer ministro designado, Benjamín Netanyahu.

El líder laborista, Ehud Barak, insistió en que no se va a prestar para suavizar las políticas derechistas del gobierno de Netanyahu sino más bien para servir de "contrapeso".

En todo caso, el voto laborista significa que Netanyahu será el nuevo primer ministro de Israel, aunque no automáticamente.

Todavía tomará algunos días de negociaciones y esto se debe a que muchos de los miembros de la coalición que forman parte de la extrema derecha podrían irse debido a la llegada de los laboristas.

Además Ehud Barak podría tener problemas a la hora de convencer a los miembros de su partido de formar parte de la coalición en un Parlamento o Knesset encabezado por un gobierno de derecha.

¿División en el laborismo?

También exite el temor de que el Partido Laborista, una fuerza histórica en la política israelí, se divida.

Lo que Israel podría formar en algún momento de la semana que viene es una especie de pareja dispareja.

Dos ex primeros ministros, uno de la derecha y otro de la izquierda, compartirán el poder en una amplia y extraordinaria coalición.

En efecto, los críticos señalan que se trata de las ambiciones personales de dos hombres, lo que confirma que el gobierno no tiene ningún sentido desde el punto de vista ideológico.

Un miembro del Partido Laborista fue citado por la prensa diciendo que Barack podría incluso formar un gobierno liderado por Yasser Arafat si eso significa mantener su cargo de ministro de Defensa.

Sin embargo, Ehud Barak asegura que podría ser capaz de moderar los instintos de un gobierno de derecha manteniendo vivo el proceso de paz con los palestinos.

Y con los laboristas adentro, Netanyahu logra un gobierno con buena imagen en el extranjero, no sólo para Washington.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.