México saluda plan de EE.UU.

Frontera EE.UU./México
Image caption Algunas organizaciones dudan que el plan pueda frenar el narcotráfico.

El plan anunciado este martes por el gobierno de Estados Unidos para reforzar la seguridad en la frontera con México ha recibido el beneplácito de las autoridades de ambos países.

La secretaria de Relaciones Exteriores de México, Patricia Espinosa, considera que éste es "congruente con la relación bilateral en el combate al crimen organizado".

Espinosa señaló en rueda de prensa que las medidas adoptadas por EE.UU. muestran la determinación de ambos países para "acabar con el tráfico de armas, de precursores químicos y de recursos financieros ilícitos de EE.UU. hacia México".

La canciller dijo que espera tratar este asunto con la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, quien viaja a México este miércoles.

La Secretaria de Seguridad Interior estadounidense, Janet Napolitano, hizo públicas este martes una serie de medidas que adoptará Washington para controlar la violencia asociada al narcotráfico a ambos lados de la frontera. Lea: EE.UU. refuerza frontera con México

Algunas organizaciones no gubernamentales, como Ángeles de la Frontera, sin embargo, dudan que el plan pueda frenar el tráfico de estupefacientes.

"La droga va a continuar debido a la demanda, pero en vez de cruzar de Chihuahua a Texas, lo hará desde otra parte de la frontera", le dijo Enrique Mo

rones, fundador de la organización Ángeles de la Frontera, al diario mexicano "El Sol de Tijuana".

Más recursos

Image caption Janet Napolitano hizo públicas las medidas contempladas en el plan estadounidense.

Janet Napolitano hizo públicas las medidas contempladas en el plan estadounidense.

El plan del gobierno estadounidense contempla duplicar la presencia de agentes de seguridad en la frontera y el incremento de la ayuda material y logística a México a través de la llamada Iniciativa Mérida, que cuenta con recursos por valor de US$700 millones.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, señaló que en caso de que el incremento de recursos humanos y materiales en la frontera mexicana no sea efectivo, irá más allá, aunque no especificó cuáles son las alternativas. Lea: Obama podría "hacer más" por México

"Los pasos que hemos tomado están diseñados para asegurarnos de que las comunidades fronterizas en EE.UU. estén protegidas y que la violencia no traspase (...) Estamos ayudando al gobierno mexicano a lidiar con un gran desafío", dijo el mandatario.

Según le dijo a la BBC John Walters, quien fuera jefe de la Oficina de Política Nacional de Control del Drogas, es vital una estrategia coordinada entre los dos países para acabar con la violencia del narcotráfico.

"EE.UU. puede ofrecer equipamiento clave (...) Es importante tener movilidad aérea. México necesita medios aéreos, tanto para defender como para atacar", señaló el especialista.

Según Walters, uno de los grandes problemas en la seguridad fronteriza es la corrupción en la policía mexicana, algo que en su opinión está cambiando, "ya que el presidente Felipe Calderón está enfrentando directamente esta cuestión".

"Buen primer paso"

Image caption El plan contempla duplicar la presencia de agentes de seguridad en la frontera.

El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, y el de Texas, Rick Perry -ambos del Partido Republicano- aplaudieron el plan de la administración Obama.

Schwarzenegger dijo que se trata de "un buen primer paso", mientras que Perry reiteró su llamado para que se envíe a 1.000 miembros de la guardia nacional a la frontera con México.

Los habitantes de las localidades más azotadas por la violencia del narcotráfico también se mostraron optimistas con la iniciativa estadounidense.

"Eso es lo que hemos esperado por mucho tiempo. La gente podrá salir de sus casas otra vez. (...) tendrían que haberlo hecho hace mucho tiempo", le dijo a la agencia Reuters Andrés Balderas, un vendedor de tacos de Ciudad de Juárez.

Por su parte, Roberto Quijano, de la Cámara de Comercio de Tijuana, le dijo a la agencia de noticias que considera que las autoridades mejicanas está desbordadas por el crimen y necesitan financiación, infraestructura e recursos de inteligencia". Lea: "Obama visitará México"

Seguridad interna

Image caption El gobierno mexicano se queja de que las armas que usan los narcos provienen de EE.UU.

Según el corresponsal de BBC Mundo en Washington, muchos analistas consideran que la estrategia de Estados Unidos hacia su vecino puede considerarse un tema de seguridad interna.

México se ha convertido en un asunto importante para la clase política estadounidense -señala Chirinos- debido a la explosión de violencia asociada al narcotráfico vivida en ese país en los últimos meses y que el año pasado costó la vida a 7.200 personas, según cifras del gobierno mexicano.

Muchos consideran que esa violencia se está filtrando en la frontera y está llegando a grandes ciudades estadounidenses por el afán de los carteles mexicanos y de las mafias locales de controlar mercados, asegura nuestro corresponsal.

Mientras, el gobierno mexicano se queja de que las armas que usan los narcotraficantes en su guerra contra el Estado provienen, en un gran porcentaje, de EE.UU., donde su adquisición es más fácil que en México.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.