Legionarios de Cristo bajo la lupa

Papa Benedicto XVI
Image caption El Papa quiere ayudar a la congregación a solucionar sus problemas.

El Papa Benedicto XVI ordenó que se investigaran las actividades de un grupo religioso de ultra derecha conocido como los Legionarios de Cristo, cuyo fundador fue el sacerdote mexicano Marcial Maciel.

El Papa, quien le encomendó el estudio a un equipo de obispos y sacerdotes, dijo que quiere ayudar a la orden religiosa mexicana a resolver sus problemas con "verdad y transparencia".

La congregación está a cargo de una universidad en Roma y de otras instituciones en Europa y América Latina.

Maciel, quien murió el año pasado, era un cercano amigo del Papa Juan Pablo II, el antecesor de Benedicto XVI.

Lea: Muere polémico sacerdote

Denuncias

Image caption Maciel murió de causas naturales en EE.UU.

El sacerdote mexicano fue acusado por algunos de sus seguidores de supuestamente abusar de miembros de la congregación, de tener una amante secreta y de ser el padre de una joven que ahora tiene más de 20 años.

De acuerdo con las denuncias, alrededor de 30 niños y jóvenes fueron las supuestas víctimas del clérigo en un periodo de 30 años.

El religioso, por su parte, negó siempre haber cometido abusos sexuales o practicado la homosexualidad.

El escándalo sobre la vida de Maciel salió a la luz pública hace cinco años, poco después de se que se le obligara a renunciar como líder del grupo.

En 2006, el Vaticano le prohibió a Maciel ejercer su ministerio como sacerdote en público.

Desde Roma, el corresponsal de la BBC, David Willey, señaló que la alta jerarquía católica le había pedido retirarse a la oración y a la penitencia.

No fue hasta que murió, a los 87 años, que su vida fue revelada, lo cual provocó consternación entre los sacerdotes y demás miembros de los Legionarios de Cristo, quienes hacen votos de pobreza, castidad y obediencia.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.